Lewandowski se fue, pero el Bayern luce más fuerte que nunca

·3  min de lectura
ALEMANIA-COPA (AP)
ALEMANIA-COPA (AP)

Pese a que Robert Lewandowski se marchó, Bayern Múnich luce más fuerte.

El club campeón de las 10 temporadas más recientes no sólo contrató a dos delanteros destacados para reemplazar al astro polaco que se marchó al Barcelona. Ha reforzado el resto de plantel con varios jóvenes.

El delantero senegalés Sadio Mané llegó desde el Liverpool en busca de acercarse a los 35 goles que Lewandowski marcó en 34 partidos de la Bundesliga la temporada anterior. La semana pasada, Bayern accedió además a pagar casi 30 millones de dólares a Rennes por el adolescente francés Mathys Tel.

Tel, de 17 años, no anotó en nueve apariciones con el club de Francia, pero luce tan promisorio que Bayern lo fichó antes de que algún rival se lo arrebatara.

Asimismo, el conjunto bávaro fichó al zaguero Matthijs de Ligt para apuntalar una defensa que pareció frágil en distintos momentos de la campaña pasada. El Bayern echó de menos la autoridad serena de David Alaba, quien se fue al Real Madrid el año pasado, y contrató a De Ligt, de 22 años, por sus cualidades de organizador.

De Ligt fue capitán del Ajax, el más joven del equipo holandés, antes de unirse a la Juventus en 2019. No le llevó mucho tiempo asumir un papel protagónico en el Bayern, donde ha dado ya instrucciones a sus compañeros en los entrenamientos de pretemporada.

El equipo alemán incorporó también al lateral derecho Noussair Mazraoui, marroquí de 24 años y al volante Ryan Gravenberch, holandés de 20. Ambos proceden del Ajax y darán al técnico Julian Nagelsmann incluso más opciones en un plantel envidiable.

El Bayern ha ganado los últimos 10 cetros de la Bundesliga y ha apagado rápidamente las esperanzas de los rivales sobre la posibilidad de que su dominio concluyera ante la incapacidad de retener a Lewandowski, quien contribuyó con 344 goles en 375 partidos oficiales con el club.

“Es el favorito número uno”, reconoció Hans-Joachim Watzke, director general del Borussia Dortmund, incluso antes de que Bayern contratara a Tel. “Está perdiendo a un jugador extraordinario en Lewandowski, pero está obteniendo otros dos jugadores sobresalientes en Mané y De Ligt”.

Watzke consideró que hay pocas esperanzas de un cambio en el equilibrio de fuerzas entre los dos adversarios.

“Hay que ganarse lo que el Bayern ha hecho hasta ahora en transferencias”, dijo. “Pero no es nada nuevo. Esto no cambiará el poder financiero de la Bundesliga, sino que lo consolidará más”.

El Dortmund, que finalizó la campaña anterior en segundo lugar, siete puntos debajo del Bayern, perdió también a su máximo anotador, Erling Haaland, quien se marchó al Manchester City.

Al reemplazo de Haaland, Sébastien Haller, se le diagnosticó un tumor testicular poco después de su fichaje, procedente del Ajax. El sábado, Dortmund confirmó que el tumor era maligno, por lo que Haller necesitará una quimioterapia y se perderá varios meses.

El Dortmund fichó además al delantero alemán Karim Adeyemi, proveniente del Salzburgo. Sin embargo, no es un reemplazo natural de Haaland.

Arribaron también los defensores alemanes Nico Schlotterbeck y Niklas Süle. Edin Terzić ha vuelto como entrenador para reemplazar al sucesor Marco Rose, y está por verse si puede desafiar al Bayern.

Bayer Leverkusen finalizó tercero la temporada anterior y ha estado relativamente callado en el receso. Su mayor transferencia hasta ahora consistió en la llegada del delantero checo Adam Hlozek, procedente del Sparta de Praga.

El mediocampista de Leverkusen Robert Andrich sabe qué equipo es favorito para ganar el título.

“No hace falta hablar mucho sobre la lucha por el título”, dijo Andrich. “Desde luego, siempre queremos darles pelea, pero definitivamente no vamos a decir ahora que vamos a ser campeones”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.