Leve alza del desempleo en EEUU mientras se mantiene creación de puestos de trabajo

La creación de puestos de trabajo en Estados Unidos se mantuvo en octubre casi igual que en septiembre, pero la tasa de desempleo volvió a subir levemente, en momentos en que la lucha contra la inflación busca enfriar el mercado laboral.

La economía creó 261.000 puestos de trabajo el mes pasado, mientras que la tasa de desempleo aumentó dos décimas, a 3,7%, dijo el Departamento de Trabajo.

En ambos casos, los datos superaron las expectativas de los analistas, que pronosticaban un desempleo de 3,6% y 220.000 nuevos empleos en octubre, según el consenso publicado por Briefing.com.

En un comunicado, el presidente Joe Biden valoró positivamente el dato de empleos creados, señal de que "la reactivación" del mercado laboral es "sólida", con un desempleo "históricamente bajo".

Biden reiteró que la inflación es el "principal desafío económico" de su gobierno

Los datos brindarán poco consuelo a la Reserva Federal (Fed, banco central), que lucha para enfriar la economía, pues teme que la elevada inflación se arraigue y que un aumento de salarios provoque una espiral inflacionaria ascendente, causando más daño a las familias y las empresas.

"La creación de empleos subió más de lo esperado, y pese a que aumentó, la tasa de desempleo se mantiene cerca de sus niveles previos a la pandemia, que siguen siendo los más bajos de los últimos cinco años", detalló en una nota Rubeela Farooqi, economista jefe para Estados Unidos de la firma HFE.

Sin embargo, pese a que "el mercado aún no muestra un ajuste real en respuesta al rápido endurecimiento monetario", Farooqi dijo que hay indicios de un mercado laboral menos fuerte, pues "cayó la tasa de actividad y bajó el salario medio por hora".

"Los empleos se mantuvieron gracias al sector público pero la moderación continúa en el sector privado, lo cual confirma la tendencia a la baja observada desde inicios de año", remarcó de su lado Ian Shepherdson, economista jefe de Pantheon Macroeconomics.

- Paradoja -

La situación del empleo sigue siendo objeto de un atento escrutinio en el marco de la lucha contra la inflación y, paradójicamente, se espera un deterioro relativo del mercado laboral.

Desde hace más de un año, el mercado de trabajo ha sufrido escasez de mano de obra, con empleadores bregando por reclutar y aumentando los salarios para atraer candidatos y retener a sus empleados, un escenario que contribuye a aumentar los precios.

El miércoles, el Comité Monetario de la Fed (FOMC) anunció un aumento de 0,75 puntos porcentuales en su tasa directriz, ahora ubicada en un rango de 3,75 a 4,00%, su nivel más alto desde enero de 2008, en un intento por moderar el consumo y la inversión.

Pero el impacto del endurecimiento de la política monetaria llevará tiempo, advirtió el presidente de la Fed, Jerome Powell, quien también consideró "muy prematura" cualquier "pausa" en los aumentos de los tipos de interés, aún si el FOMC está abierto "a moderar sus subidas en la próxima reunión".

No obstante, los inversores ven una tasa de desempleo que se mantiene baja como una señal de una economía sólida y, por lo tanto, permite un mayor margen de maniobra a la Fed, cuyo combate contra la inflación podría llevar a una recesión.

hs/md/yow/ad/mr