Levantan el secreto bancario de la Fundación Messi por sospechas de lavado de dinero

LA NACION

La Justicia dio ayer un paso más para avanzar sobre la Fundación Messi, la institución que creó el capitán de la selección nacional de fútbol para realizar tareas benéficas. El juez Ariel Lijo dispuso ayer que se levante el secreto bancario de la institución solidaria que, en la práctica, maneja millones de pesos sin mayor información sobre su destino.

La Justicia ordenó ayer obtener ayer toda la información sobre las cuentas bancarias de la institución, así como plazos fijos y otros activos financieros para detectar posibles maniobras de evasión y lavado de dinero, informaron fuentes judiciales. El juez Lijo, además, le pidió al Banco Nación que entregue un detalle sobre las personas que hicieron movimientos con las cuentas.

Las medidas tomadas por Lijo están basadas en un pedido realizado por el fiscal Ramiro González, que había pedido esas disposiciones y, además, también había solicitado que se libraran exhortos a España para que la justicia de ese país le consulte al club Barcelona si realizó donaciones, pagos o transferencias de activos a la fundación vinculada con Lionel Messi, y su familia.

LA NACION publicó que la Fundación Messi se nutrió de los fondos de su sede central en Cataluña para inyectarle fondos a su filial local. Los investigadores detectaron que, sobre una amplia muestra de sus movimientos bancarios, sólo el 6,7% de los fondos que maneja la institución benéfica, todos libres de impuestos, son utilizados para tareas sociales.

La Fundación Messi se vinculó en estos últimos años -según los investigadores- con sociedades de la familia, como Limecu SA, una firma a la que le alquiló sus oficinas en Rosario. Pero la institución benéfica también realizó transferencias millonarias a una constructora de esa ciudad para la realización de un predio deportivo por encima del monto presupuestado.

Ante la consulta de LA NACION, fuentes de la defensa de Messi en la causa dijeron que ninguna institución vinculada a la familia cometió delitos. "Es una campaña mediática de un grupo de gente que quiere sacarle dinero a la familia. Todas las cuentas de la fundación son muy transparentes", agregaron.