No levanta el vuelo que merece, pero la pelea estelar de la UFC 278 puede levantar a todos de los asientos

·3  min de lectura
Josh Hedges/Zuffa LLC

La pelea entre Kamaru Usman y Leon Edwards hay que verla sin segundas intenciones. Quizá no levanta tanto interés, ni sus personajes son los más mediáticos, pero el nivel de talento y habilidad que presenta el choque estelar en la UFC 278 en Salt Lake City, Utah, merece más atención que la vista hasta ahora.

¿Cuánto ha cambiado todo para ambos? La última vez que Usman y Edwards se encontraron fue en el 2015 en la cartelera preliminar de un programa de Fight Night. Nadie esperaba que el desarrollo y evolución de ambos los llevara a un alto pedestal en la promoción.

No solo aquella primera pelea pasó completamente desapercibida. Por aquellos días Usman era considerado un prospecto de alto nivel, Edwards en realidad no lo era. La idea de que los dos podrían verse cara a cara en el futuro por el título de peso welter hubiera sido una locura.

Sin embargo, ambos hombres se han desarrollado más allá de lo creíble desde entonces, y definitivamente hay un argumento de que esta pelea representa a los dos mejores 170 libras del mundo,mientras otros prospectos -casi realidades- como Khamzat Chimaev y Shavktar Rakhmonov van creciendo y acechando.

Todo el mundo sabe lo que ha hecho Usman en los últimos años. Desde que destruyó a Tyron Woodley para conquistar el título a principios del 2019, ha vencido a Colby Covington dos veces, a Jorge Masvidal dos veces y a Gilbert Burns, terminando tres de esos cinco combates por nocaut. En 15 visitas al octágono, nunca ha sido vencido.

Mientras tanto, Edwards está en una racha impresionante. Desde esa derrota ante Usman, ‘Rocky’ no ha sido vencido y ha hilvanado una racha de nueve victorias con un No Contest contra Belal Muhammad mezclado. El inglés no se ha enfrentado a mediocres.. Ha superado a Donald Cerrone, Vicente Luque, Rafael Dos Anjos y Nate Diaz.

Desafortunadamente para él, esta sigue siendo una combinación estilística muy difícil. Edwards ha avanzado en su lucha, pero ‘The Nigerian Nightmare’ sigue siendo el gladiador más poderoso de la división. Nunca se ha plantado sobre su espalda y tiende a dominar incluso a los enemigos más fuertes.

Edwards sigue siendo un excelente striker, pero a diferencia de su primera pelea, Usman ya no es un neófito en el stand-up por derecho propio. Ahora combate detrás de un jab educado, lleva un poder brutal en sus golpes y su barbilla es resistente.

También vale la pena recordar que ‘Rocky’ apenas ha estado activo en los últimos años: solo peleó dos veces desde julio del 2019, y uno de esos combates duró poco más de un solo asalto, mientras que Usman entró a la jaula cinco veces en el mismo período.

Probablemente, Edwards tenga la fuerza y la inteligencia como para durar la distancia aquí, pero es difícil imaginarlo haciendo lo suficiente para obtener una victoria ante el hombre que es considerado el rey libra por libra de las 170 libras y de toda la UFC.