Letonia está harta de "pagar por los demás" y quiere más tropas de la OTAN

·3  min de lectura
El ministro de Defensa de Letonia, Artis Pabriks, en la base militar de Adazi

Por Sabine Siebold y Robin Emmott

BRUSELAS, 16 jun (Reuters) - El jueves, Letonia hizo un último llamamiento para el despliegue de más efectivos de la OTAN en el Báltico, dos semanas antes de que los líderes de la alianza decidan la futura alineación militar en su flanco oriental de la OTAN en respuesta a la invasión rusa de Ucrania.

El ministro de Defensa de Letonia, Artis Pabriks, pidió que se aumenten los efectivos en los países bálticos y dijo que cualquier signo de debilidad —ya sea en Ucrania o en territorio de la OTAN— alentaría a Rusia.

"Ucrania debe ganar, es muy sencillo, y Rusia debe perder, no hay otra forma de salir de esto", dijo a los periodistas al llegar a un segundo día de conversaciones en la sede de la OTAN en Bruselas.

"Si es diferente, entonces simplemente volveremos a invitar... cierto tipo de actividades rusas en los próximos años y no queremos esto porque las naciones bálticas han estado pagando por los demás y ya no estamos dispuestos a ello", añadió.

Estonia y Lituania apoyan la posición de Letonia.

Inmediatamente después de la invasión rusa de Ucrania en febrero, la OTAN envió más soldados, barcos y aviones al frente oriental de la alianza, en particular al Báltico, y puso a unos 40.000 soldados bajo el mando directo de la OTAN.

En la cumbre que se celebrará del 28 al 30 de junio en Madrid, los líderes de la OTAN debatirán un enfoque más estructurado para adaptar la alianza a largo plazo a lo que se percibe como un empeoramiento drástico de la situación de seguridad en Europa causado por la invasión rusa de Ucrania.

Sin embargo, los aliados siguen divididos sobre el número de efectivos y sobre dónde deberían estar exactamente los refuerzos, incluidas las armas adicionales.

Algunos expertos advierten que no tiene sentido desplegar las principales unidades de combate cerca de las fronteras de Rusia, exponiéndolas al riesgo de ser machacadas en la primera oleada de un ataque, sino desplegarlas en la zona de retaguardia.

Los países bálticos quieren que la Alianza multiplique por diez su presencia previa a la invasión de Ucrania, de unos 5.000 soldados, y que añada defensas aéreas y marítimas.

Muchos de los 30 aliados de la OTAN en Europa y Estados Unidos apoyan, en principio, las peticiones de una fuerza mayor, aunque no en la medida de las demandas bálticas, sino que optan por mantener parte de los refuerzos en casa, pero listos para desplegarse rápidamente.

Alemania ha propuesto ampliar el batallón multinacional de la OTAN en Lituania bajo mando alemán hasta el tamaño de una brigada —que normalmente tiene entre 3.000 y 5.000 efectivos—, pero pretende dejar en casa gran parte de sus propios refuerzos como soldados de reserva.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que la alianza aumentaría su presencia en el este, pero también hizo referencia a una presencia "escalable".

"Por primera vez desde la Guerra Fría, tendremos fuerzas preasignadas a países específicos en el este vinculadas a nuestros planes de defensa", dijo a los periodistas el miércoles.

"Eso es exactamente lo que estamos trabajando con Alemania, pero esperamos que otros aliados hagan ofertas similares para tener fuerzas preasignadas que se entrenen y sean responsables de la defensa de territorios específicos".

(Informes de Sabine Siebold, Robin Emmmott, Idrees Ali, Marine Strauss, Clement Rossignol y Charlotte Van Campenhout; edición de Angus MacSwan; traducción de Flora Gómez)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.