Letonia abandona un acuerdo de hace casi 30 años para facilitar la movilidad desde Rusia

·2  min de lectura

Riga, 16 ago (EFE).- El Gobierno de Letonia anunció este martes que abandona un acuerdo con Rusia para facilitar los viajes transfronterizos y la expedición de visados para los ciudadanos de ambos países que data de 1993.

Aunque Letonia ya dejó de expedir visados de turista a ciudadanos rusos con motivo de la invasión de Ucrania y solo acepta visitantes de ese país en circunstancias especiales, con la cancelación del acuerdo de 1993 desaparecerán las obligaciones formales para favorecer la libertad de movimiento entre Rusia y el país báltico.

El primer ministro letón, Krisjanis Karins, afirmó en una rueda de prensa que este paso tiene el propósito de rebajar drásticamente el número de personas que podrían constituir un riesgo para la seguridad nacional.

"Reducirá las oportunidades de representantes del Estado agresor de acudir a nuestro territorio," respondió, preguntado por Efe por la decisión.

En el encuentro con la prensa, celebrado tras una reunión del consejo de ministros y de los socios de Gobierno, Karins indicó que la coalición está debatiendo las posibilidades para restringir los movimientos de los ciudadanos rusos y para dejar de expedir permisos de residencia temporales.

Un gran número de estos permisos, que autorizan a residir en Letonia y viajar libremente en la Unión Europea (UE), fueron concedidos bajo Gobiernos anteriores a ciudadanos de terceros países que realizaban grandes inversiones en el país báltico. Ahora ya no se renovarán de forma automática.

Karins especificó que los permisos de residencia para ciudadanos rusos casados con ciudadanos letones ya solo se expedirán si el cónyuge ruso aprueba un test de lengua letona.

Por otro lado, el ministro de Finanzas, Janis Reirs, anunció este martes en otra rueda de prensa un paquete de ayudas a las empresas para aliviar la subida de precios de la energía por valor de 200 millones de euros.

El paquete prevé entre otras medidas la eliminación de la tasa de conexión a la red para empresas e instituciones públicas, así como otro suplemento incluido en la factura de la electricidad diseñado originalmente para financiar las energías renovables.

El ministro dijo también que se concederán ayudas a aquellas empresas que las requiriesen para poder seguir compitiendo contra compañías extranjeras con costes energéticos menores, en el contexto de un mercado muy volátil.

Con ello, suman ya un importe de 642 millones de euros las medidas anunciadas por el Gobierno letón para aliviar la situación de los consumidores eléctricos y de gas.

(c) Agencia EFE