Les prometieron a las Rayadas de Monterrey un bono y una tableta electrónica si se coronaban, sólo recibirán la tableta

Jugadoras Monterrey Femenil. (Photo by Andrea Jimenez/Jam Media/Getty Images)

El diario deportivo ESTO publicó un artículo de la reportera Ivonne Álvarez, en el que evidencia un caso más del contraste que existe entre el fútbol femenino y masculino a nivel directivo. El bono que se le prometió a las Rayadas de Monterrey por obtener el título de campeonas del Apertura 2019 de la Liga MX femenil, no será entregado y sólo recibirán una tableta electrónica o iPad que también fue prometida.

Un sinnúmero de aristas saltan a la vista de quienes seguimos el fútbol nacional sin importar su género. Las Rayadas lograron recientemente el campeonato al derrotar a las acérrimas rivales, Tigres Femenil. Ambos clubes no han dejado de figurar en esta joven liga de nuestro balompié.

LEER | Rayadas son las campeonas del Apertura 2019 de la Liga MX Femenil

No es quizá señalar la falta de compromiso de la directiva rayada en no cumplir lo prometido, ¿cuántas veces hemos visto esto en muchos ámbitos? Sino en no reconocer lo logrado por el equipo femenil, que con diversos compromisos y deberes, prácticamente logra lo mismo que el varonil o hasta más en resultados deportivos, si tras su aventura por Catar no logran vencer al América.

Monterrey es el séptimo club más valioso del continente americano en 2018, apenas un peldaño detrás de Guadalajara y superior al América que se encuentra en el décimo quinto puesto según el artículo de Forbes, “Los 50 equipos de futbol más valiosos de América en 2018”.

El club parte del conglomerado multinacional FEMSA, propietario entre otras marcas, de la segunda embotelladora de Coca-Cola más importante del mundo sólo detrás de la de Atlanta, ciudad donde se alojan las oficinas generales de la refresquera. Además, es copropietaria de la cervecería Cuauhtémoc-Moctezuma, que produce Tecate, su producto más vendido a nivel nacional.

Con todo este marco financiero, de los más grandes del mundo a nivel recursos, erigir el estadio BBVA en el municipio de Guadalupe, Nuevo León para ser la nueva casa del club, no fue algo complicado. El inmueble tardó en construirse alrededor de cuatro años y costó alrededor de 200 millones de dólares. En este estadio sólo juegan al igual Rayadas y Rayados.

Estadio BBVA previo al partido de la Gran Final entre Rayadas y Tigres. (Photo by Alfredo Lopez/Jam Media/Getty Images)

Es vergonzoso, digno de reprocharle a un club auténticamente millonario, que como reconocimiento al esfuerzo de las chicas campeonas sólo reciban una tableta electrónica, con un precio aproximado de 400 dólares, porque según la reportera del diario deportivo se trata de las de 32 GB de capacidad. En total, el club quizá gastó un poco más de 10 mil dólares en este regalo.

De acuerdo a lo publicado por Ivonne Almaraz, recientemente se le avisó a las jugadoras que “Si ganan el título recibirán como premio un Ipad de entrada más un bono”. El aparato electrónico llegó, no así el bono. Según la información publicada, Nicolás Martelotto, director de fuerzas básicas y de la escuadra femenil, le anunció a las futbolistas profesionales que pese a sus grandes actuaciones, solamente les entregarían el dispositivo electrónico como premio por lograr su primera estrella, y que no obtendrían el bono económico prometido.

LEER | Sólo le importaba despilfarrar en autos y fiestas: Papá de Andy Ruiz

No hay justificación ante tal promesa inclumplida, ni siquiera los sueldos de la parte femenil, que según El Economista, goza de uno de los salarios más altos de la Liga MX: “las mejores pagadas de ambos clubes (Tigres y Monterrey) está entre los 250 mil pesos mensuales, lo que significa apenas el salario promedio de un jugador de la Liga MX”.

Los números de las Rayadas al finalizar la temporada las ubicaron en el primer lugar de la general:

  • Mayor cantidad de puntos: 48, 5 más que Tigres, segundo lugar.

  • Mayor cantidad de juegos ganados: 16.

  • Nunca tuvieron un empate y sólo perdieron dos de 18 partidos.

  • Mayor cantidad de goles a favor: 52 y mejor diferencia de goles: 36.

Desiree Monsiváis, una de las estrellas del equipo, no ocultó su disgusto tras el paupérrimo reconocimiento y publicó un tuit en el que muestra sólo un emoji de la tableta junto a otro de cara feliz y otro en forma de corazón. Varias integrantes del equipo le dieron retuit demostrando así también su descontento.

Sin duda el equipo masculino tendrá muchos gastos en Catar en el Mundial de Clubes. Quizá lo ganen y la directiva sólo está haciendo tiempo para reconocer a ambas escuadras al mismo tiempo y ahorrarse unos pesos.

Un disculpa por el sarcasmo.