Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi tomaron el fallo como una derrota y evalúan si renuncian a la Cámara Federal

Candela Ini
·3  min de lectura

No fue sorpresivo pero cayó pesado. Aunque en las últimas semanas circularon versiones que anticiparon este resultado, el fallo de la Corte dejó en shock a los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi. A pesar de que la Corte optó por una solución intermedia, ellos interpretaron el fallo como una derrota.

Bruglia y Bertuzzi analizan en conjunto las primeras implicancias del fallo y evalúan cuáles serán sus próximos pasos: si renunciar a la Cámara Federal y volver a sus tribunales de origen, pese a que la Corte decidió mantenerlos transitoriamente un tiempo más, o si se quedan en la Cámara y si se presentan a los nuevos concursos que, de acuerdo con el fallo de la Corte, deberá convocar el Consejo de la Magistratura.

Procuración: "Nadie nos va a condicionar", advirtió una senadora cristinista y apuntó a Daniel Rafecas

Por lo pronto, es probable que vuelvan a pedir que se les renueven las licencias, que vencen hoy. Bruglia está de licencia en el Tribunal Oral Federal 4 de Comodoro Py y Bertuzzi en el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata.

Los jueces dijeron que no recibieron apoyo de la política, sino de las manifestaciones civiles y de abogados
Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Guyot

En las últimas horas, los ministros de la Corte debatían hasta cuándo sostendrían a los magistrados en sus cargos. Si el fallo hubiera resultado ser como se anticipaba hace dos semanas -las versiones indicaban que se sumarían las vacantes que ocupan Bruglia y Bertuzzi en la Cámara Federal a los concursos en trámite-, los jueces habían dejado trascender que iban a renunciar. Una renuncia a la Cámara Federal sería leída como un fuerte mensaje de rechazo al fallo.

Pero frente a la decisión finalmente adoptada por la Corte de llamar a un nuevo concurso para esas dos vacantes, Bruglia y Bertuzzi evalúan si quedarse en la Cámara Federal hasta lleguen los nuevos titulares para los cargos.

"No creían que la Corte encontraría la manera de escribir este fallo", dijo a este medio una fuente del entorno de los camaristas. "Para lo transitorio está la figura de juez subrogante", dijo uno de los jueces consultados.

En las horas previas al fallo, el juez Gerardo Castelli -cuyo caso todavía no fue resuelto por la Corte- había dicho a LA NACION que los trascendidos sobre una eventual solución intermedia anticipaban un "fracaso jurídico" y una "derrota institucional". "Sería una postura salomónica, intermedia", había afirmado Castelli en diálogo con este medio.

Ahora, ante una nueva consulta, el juez dijo que estudiará con su abogado, Germán Alfaro, cómo definir sus próximos movimientos. La posición de presentarse a un nuevo concurso ante el Consejo de la Magistratura, sin embargo, consideró el juez, no le resultaría viable.

Las dos grandes encrucijadas de Alberto Fernández

Castelli ya llevó el caso a la Organización de Naciones Unidas (ONU), donde, ante la Relatoría Especial sobre la Independencia de Magistrados y Abogados, denunció la actuación del Consejo de la Magistratura por la resolución que objetó su traslado. Bruglia y Bertuzzi no siguieron ese camino. Creen que los tiempos, normalmente muy extensos, de los tribunales internacionales no podrán darles una respuesta útil para sus situaciones.

Los jueces pasaron estos últimos dos meses de licencia. Aseguran que no recibieron ni un solo gesto de apoyo político partidario. "Ni siquiera fuimos respaldados por la dirigencia del sector al que apuntan por habernos elegido supuestamente a dedo", dijo uno de los jueces a LA NACION. Sí se sintieron apoyados, dicen, por sectores profesionales independientes que generaron movilizaciones en las calles.