Leonardo tiene los pies en la tierra

Araceli García

CIUDAD DE MÉXICO, enero 15 (EL UNIVERSAL).- Su personaje de "El Chemita", dentro de "El señor de los cielos", le ha dejado al actor Leonardo Álvarez diferentes aprendizajes. Desde tomar talleres de stunts para realizar las escenas de acción, hasta el ser consciente de una realidad que se vive en el país alrededor del narcotráfico.

"Los narcos tristemente son parte de nuestra vida cotidiana y la serie no es más que un reflejo de lo que pasa, obviamente aquí con toques de ficción", dice en entrevista. "No es para menores de edad, el problema es cuando los papás dejan que sus hijos la vean".

La séptima temporada de la producción se estrenó el pasado lunes por Unicable, donde se transmite de lunes a viernes a las 20:00 horas.

En ella Álvarez da vida al hijo de "El Chema" —interpretado por Mauricio Ochmman en sus primeras tres temporadas y por Alberto Guerra en la sexta y séptima—, uno de los narcotraficantes más importantes de México cuyo papel se inspira en la vida de Joaquín Guzmán Loera "El Chapo".

"La serie se trata de cárteles y mi personaje es víctima de su propia creación, entonces recae y recae y cuando sale de ahí se compromete y vuelve a recaer, es un chavo que podría empatizar con muchísimas personas en el mundo", considera.

"La manera en cómo un personaje que es carismático te va haciendo ver que una adicción te perjudica te hace pensar en por qué haces eso".

Leonardo recuerda que incluso en alguna ocasión un fan llegó a pedirle apoyo. "Una vez un chavito me envió un mensaje diciendo que tenía problemas de drogas .Me impactó y le dije 'mira, ya ves cómo 'El Chemita' la está sufriendo, si fuera tú lo resolvería porque no está padre vivir así'".

El actor señala que de existir otra entrega de la narcoserie no sabe si volverá el personaje principal protagonizado hasta su sexta temporada por Rafael Amaya —en la séptima entrega se anuncia su muerte.