Lenguaje de odio lesiona y no está protegido por Constitución: SCJN

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 10 (EL UNIVERSAL).- El lenguaje de odio afecta la dignidad de las personas, lesiona y genera violencia, y no está protegido por la Constitución, afirmó el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar.

Al inaugurar esta tarde la cuarta edición de Diálogos entre Jueces y Juezas constitucionales de América Latina, el ministro afirmó que los jueces deben utilizar las plataformas tecnológicas para acercarse a los jóvenes y de manera creativa comunicarles en su lenguaje asuntos trascendentes como los relacionados con los derechos humanos, el derecho procesal a exigir, la democracia, el respeto a los demás.

+Lo que tiene que ver con el no seguir insistiendo en lenguaje de odio, que al menos en México no está protegido el discurso de odio por la Constitución, y los chicos y las chicas tienen que entender esto, que ese lenguaje no está protegido en la Constitución, que ese lenguaje afecta a la dignidad de las personas, que ese lenguaje lesiona y que eventualmente genera violencia".

Ante ministros de Ecuador, Uruguay, Bolivia, República Dominicana, Chile, Paraguay, Perú, Costa Rica, Panamá, Colombia y Puerto Rico, Zaldívar consideró que la única manera de revertir el lenguaje de odio y el machista, sexista, discriminatorio, racista y clasista es reeducando a los jóvenes.

"El lenguaje machista, sexista, discriminatorio, racista y clasista, que existe en muchos de nuestros países, tiene que ser revertido, y la única manera de hacerlo es reeducar a las y los jóvenes que crecieron en hogares donde ese era el paradigma de la educación".

"Desde mi punto de vista no hay otra manera de hacerlo, de acercarnos a la sociedad, a los chicos y a las chicas, en las plataformas y en los lugares que ellos se comunican ahí están ellos".

El también presidente del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) mencionó que la transformación social del derecho pasa porque los jueces se acerquen a la sociedad y "acercarnos a la sociedad exige comunicarnos de forma distinta".

Arturo Zaldívar enfatizó que los jóvenes son el futuro de los países, porque ya opinan, se manifiestan, exigen sus derechos y muchos de ellos ya votan y están haciendo diferencia en las elecciones.

"Y esta capa muy importante de nuestra sociedad, si no nos acercarnos a ellas y ellos, queda abandonada con un vacío que se puede llenar con cualquier cosa, con un desinterés por el derecho y por los derechos, por información equivocada, intencionalmente equivocada, con información arbitraria o con muy poca o nula información", comentó.