Lele Pons posa con un reptil amarrado y la acusan de maltrato animal

Daniela Salazar
·3  min de lectura

La cantante e influencer Lele Pons es el nuevo centro de las críticas en Twitter e Instagram.

¿Qué hizo Lele Pons para que la quieran cancelar oootra vez? Subió a sus stories de Instagram una imagen en la que aparece con un reptil bebé con el hocico cerrado por unas cintas negras.

Checa: Expulsan al actor de doblaje Memo Aponte de la Ibero por agresión de género

En las imágenes podemos ver a Lele Pons y a su novio, el cantante Guaynaa sosteniendo al reptil en una alberca.

Bastaron minutos para que usuarios de Twitter e Instagram criticaran a Pons y a Guaynaa por posar con el animal, e incluso, los acusaran de maltrato.

En otra publicación de Instagram, Stef Roitman, amiga de Lele Pons trató de justificar la presencia del cocodrilo en las fotos de Lele Pons y Guaynaa.

“Amigos, amigas. El lagarto está en excelentes manos. Es de una amiga de Lele que lo cuida desde que es un bebito en una zona en donde el lagarto está en las mejores condiciones. Tiene la cinta en la boca por si las dudas, porque no nos conoce y puede morder duro. Luego se la quitan”, escribió Roitman en Instagram.

Lele pons cocodrilo instagram maltrato
Lele pons cocodrilo instagram maltrato

Pero lejos de apaciguar las críticas, el mensaje de Roitman hizo molestar aún más a las personas en internet.

Checa: 6 influencers que mintieron por convivir

Maltrato animal

En México, la Ley de Protección Animal de la Ciudad de México y la Ley General de Vida Silvestre, en su artículo 3 fracciones XXIX y XXV, definen al maltrato como todo hecho, acto u omisión del ser humano que puede ocasionar dolor, deterioro físico o sufrimiento, que afecte el bienestar, ponga en peligro la vida del animal, o afecte gravemente su salud o integridad física, así como la exposición a condiciones de sobreexplotación de su capacidad física con cualquier fin.

En la proclmación universal de los derechos de los animales se establece en el artículo 4 que “todo animal perteneciente a una especie salvaje tiene derecho a vivir libre en su propio ambiente natural, terrestre, aéreo o acuático y a reproducirse. Toda privación de libertad, incluso aquella que tenga fines educativos, es contraria a este derecho”.

Ni Lele Pons ni Guaynaa se han pronunciado públicamente sobre las críticas que recibieron.