Lejos de la capital, Ixtlán de Juárez se protege con tres filtros

Por Erick Abraján Juárez. Enviado

Oaxaca, Oax. 28 Abr (Notimex).- Ixtlán de Juárez está sitiada. Sus accesos están vigilados por elementos de la Guardia Nacional, quienes no permiten que los foráneos entren a fin de limitar los contagios de coronavirus.

Enclavada en la sierra oaxaqueña, a hora y media de la capital, se llega a ella por la autopista 175. Incluso aquí las medidas son estrictas.

Josibeth Martínez García, becaria de Jóvenes Construyendo el Futuro, señaló que desde el inicio de la Fase 2 de la contingencia por COVID-19 se implementaron tres filtros sanitarios para evitar el ingreso de personas externas a la comunidad.

La joven señaló que hasta ahora la comunidad no tiene casos de coronavirus, por lo que son así de estrictos con la medida, para cuidar la salud de los infantes y los adultos mayores.

"Ahorita estamos instalando tres filtros sanitarios, nos apoya la Policía Municipal y la Guardia Nacional, nosotros no tenemos a ningún contagiado, por eso estamos alertas.

"Me tocó anotar a todas las personas que son residentes y deben de portar su cubrebocas, si no lo portan no los dejamos pasar, anotamos sus generales y al lugar dónde vienen y cuánto tiempo estarán", compartió Martínez García.

Los cercos sanitarios comienzan a las seis de la mañana y están hasta las diez de la noche. Así se busca contener al coronavirus. Si bien alejada de los grandes centros urbanos, la comunidad así se aisló de un peligro que se generó en Wuhan, China. Invisible pero no por ello menos amenazante.

-Fin de nota-

 

NTX/EDAJ/MMH