La Legislatura bonaerense repudió el ataque a Cristina: el kirchnerismo aceptó no hacer menciones a los medios y la oposición

·3  min de lectura

Las cámaras de Diputados y de Senadores de la provincia de Buenos Aires aprobaron este lunes dos declaraciones de repudio contra el intento de magnicidio que sufrió la vicepresidenta Cristina Kirchner. El consenso entre oficialismo y oposición derivó en textos desprovistos de críticas a los medios, la Justicia y los opositores, aunque en las sesiones se generaron momentos de tensión a partir de cuestionamientos que lanzaron hacia esos sectores legisladores del Frente de Todos.

“La Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires repudia y condena enérgicamente el atentado e intento de magnicidio contra la vida de la vicepresidenta y dos veces presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, y expresa su absoluta solidaridad. Demanda el pronto esclarecimiento, la determinación y condena de los responsables de estos acontecimientos que atentan contra la democracia. Llama a referentes sociales y políticos, y a la ciudadanía en general, a manifestarse por la paz, construir canales de diálogo y demostrar con el ejemplo el respeto por la vida humana y el compromiso con la plena vigencia del estado de derecho y de la democracia”, se indica en el documento de Diputados.

En la previa, legisladores de Juntos consultados por LA NACION marcaban que esperaban declaraciones sin dardos para la prensa, la oposición o la Justicia. En los debates, se mantuvieron en sus bancas, a diferencia de lo que sucedió el sábado, en la Cámara de Diputados nacional, cuando Pro se retiró a la hora de los discursos.

Empezaron los alegatos de las defensas en el caso Vialidad: “La fiscalía violó la Constitución Nacional”

Pero en las intervenciones hubo momentos tensos, como el discurso de la diputada Susana González, cercana al intendente de Ensenada, Mario Secco. “Qué raro que no se pueda poner en un comunicado las palabras ‘medios’ ni ‘odio’”, reprochó en su discurso.

Desde el bloque de Avanza Libertad, aunque ligado hoy a Javier Milei, Nahuel Sotelo Larcher criticó: “Vienen a querer culpar a nuestro espacio. Si quieren hacer algo así, primero miren para adentro. No fue la derecha la que dijo que las Taser habría que probarlas con los hijos de Patricia Bullrich, como dijo Hebe de Bonafini”.

El Senado

“La Honorable Cámara de Senadores de la Provincia de Buenos Aires expresa su enérgico repudio al intento de magnicidio contra la vicepresidenta y dos veces presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, y contra la democracia y el orden constitucional que construimos a lo largo de los últimos 39 años de nuestra historia. Además, manifestamos nuestra absoluta solidaridad con la señora vicepresidenta y su familia. Exigimos al Poder Judicial pronto esclarecimiento y condena a los responsables de este hecho lamentable, que empaña la vida en democracia. Exhortamos a la dirigencia toda y a la población a buscar todos los caminos que conduzcan a la paz social”, fue la declaración que aprobó el Senado.

En ese debate hubo un cruce entre Omar Plaini (Frente de Todos) y Christian Gribaudo (jefe del bloque de Juntos), después de que Plaini recordara que Macri señaló que el kirchnerismo montó una “cacería de periodistas” y que “también justificó la Gestapo”. Gribaudo contestó: “El discurso nos ofende, llamando a la paz social con agresiones. Es intolerable”.

El debate lo cerró Teresa García, jefa del bloque oficialista. “Se han utilizado los términos ‘ladrona’, ‘cuca’, ‘lacra’, ‘chorra’, ‘puta’. Todos esos términos han cargado las armas de muchos y encontraron a un loco”, sostuvo.