El Legislativo presiona al Gobierno boliviano con un mayor control de créditos

Agencia EFE

La Paz, 19 jun (EFE).- El Legislativo boliviano abrió este viernes un nuevo frente de presión sobre el Gobierno interino, con una ley aprobada para el "control y fiscalización" de recursos públicos provenientes de créditos o donaciones, en un momento en que el Ejecutivo transitorio denuncia que tiene bloqueados en el Parlamento cerca de 1.700 millones de dólares que incluyen préstamos de organismos como el Fondo Monetario Internacional.

La aprobación final en la Cámara Baja, con mayoría del Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales, supone que ahora el Gobierno interino tiene que promulgar la ley o devolverla al Parlamento con observaciones.

La ley llega en medio de una disputa por el rechazo en la Asamblea Legislativa de una norma para avalar un crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI) de 327 millones de dólares para atender la pandemia del coronavirus.

"Todo endeudamiento externo, en especial el emergente por la pandemia por la COVID-19, debe contar con condiciones financieras favorables para el país, en términos de tasas de interés y plazos, mismas que deberán ser autorizada previo análisis por la Asamblea Legislatival", establece uno de los artículos de la norma aprobada durante esta jornada.

Otra de las partes principales incluye que el Ejecutivo debe informar a la Asamblea "sobre todas las donaciones habidas y por haber externas e internas en efectivo o en especie", en especial durante el tiempo de la pandemia por la COVID-19, además de informes trimestrales detallados en esta materia.

Uno de los focos de esta controversia tiene que ver con que si las condiciones bajo las que el Ejecutivo de la presidenta interina, Jeanine Áñez, accede a estos créditos son realmente favorables para el país o incluyen condiciones adversas, como consideran los parlamentarios del MAS.

Durante la deliberación, que duró alrededor de cinco horas, los parlamentarios "masistas" sostuvieron que se les quiere "obligar" a aprobar esos créditos "sin la documentación pertinente".

Esta semana un par de ministros del Gobierno interino señalaron al MAS y a Evo Morales de promover el bloqueo a estas normas para atender la emergencia sanitaria y manifestaron que las gestiones para la aprobación del préstamo contaban con los informes de respaldo.

El Gobierno transitorio mantiene que créditos como este del FMI no conllevan condiciones intervencionistas en la política económica boliviana y acusa al MAS de bloquearlos en el Parlamento por motivos políticos, mientras que desde distintos sectores denuncian que estas partidas millonarias anunciadas no están suponiendo en la práctica una mejora del sistema sanitario para enfrentar la pandemia.

El crédito del FMI está orientado a atender emergencias médicas en partidas sociales ante la enfermedad, que ha causado en Bolivia 697 decesos y 21.499 contagios desde la aparición de los primeros casos en marzo pasado.

(c) Agencia EFE