Legisladores de ultraderecha buscan crear bloque anglosajón

ALAN FRAM
·3  min de lectura
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 5 de febrero de 2021, la representante republicana Marjorie Taylor Greene, de Georgia, habla en conferencia de prensa en Washington. La legisladora de ultraderecha impulsa la creación de un bloque en la cámara baja para defender las "tradiciones anglosajonas", se informó el sábado 17 de abril de 2021. (AP Foto/Susan Walsh, File)

WASHINGTON (AP) — Legisladores republicanos de ultraderecha analizan la creación de un bloque llamado Estados Unidos Primero, que de acuerdo con un documento busca defender las “tradiciones anglosajonas”, advirtiendo que la inmigración masiva significa un peligro para la “identidad propia” del país.

The Associated Press obtuvo una copia del documento tras una primicia de Punchbowl News, un medio de prensa que cubre el Congreso. La AP no pudo confirmar en forma independiente el origen de la organización ni su situación actual, pero el representante por Florida Matt Gaetz dijo que se sumaba a la iniciativa y que su correligionaria derechista Marjorie Taylor Greene, de Georgia, era la impulsora.

El documento se difundió mientras el Partido Republicano está teniendo dificultades para determinar su orientación de cara a las elecciones de 2022, en las que tratará de recuperar la mayoría perdida en las dos cámaras. Uno de los factores de división interna es hasta qué punto sigue el liderazgo de Donald Trump, y la plataforma de siete páginas del bloque adopta claramente la visión del mundo del expresidente.

“El Caucus Estados Unidos Primero (AFC por sus siglas en inglés) existe para promover políticas legislativas en beneficio a largo plazo de la nación estadounidense”, dice el documento en el inicio. Añade que su objetivo es “seguir los pasos del presidente Trump y posiblemente molestar a alguna gente y sacrificar algunos intereses creados por el bien de la nación estadounidense”.

El caucus reclama que se limite la inmigración legal a “aquellos que no sólo pueden hacer aportes económicos sino que han demostrado respeto por la cultura y el estado de derecho de esta nación”. Declara su apoyo a una infraestructura que “refleja el valor arquitectónico, de ingeniería y estético digno de la progenie de la arquitectura europea”.

El líder de la minoría republicana en la cámara baja, Kevin McCarthy, emitió una declaración por Twitter que según un colaborador estaba dirigida al grupo.

“Estados Unidos se alza sobre la idea de que todos somos creados en igualdad y que el éxito se logra mediante el trabajo honrado y esforzado. No se alza sobre la identidad, la raza o la religión”, escribió McCarthy. “El Partido Republicano es el partido de Lincoln y el partido de mayor oportunidad para todos los estadounidenses, no de las insinuaciones nativistas”.

Punchbowl dijo que el grupo estaba vinculado con Greene y el legislador Paul Gosar, pero el vocero de la legisladora, Nick Dyer, dijo que “este documento difundido por Punchbowl nunca fue aprobado ni aceptado por la legisladora Greene”.

El representante Louie Gohmert, de Texas, dijo que estaba estudiando si se sumaba al bloque y respondió que “sí” a la pregunta de si Greene y Gosar eran participantes.

Gaetz tuiteó: “Estoy orgulloso de unirme a @mtgreenee en el #AmericaFirst Caucus. Terminaremos guerras, detendremos la inmigración ilegal y promoveremos un comercio que sea justo con los trabajadores estadounidenses”. Las autoridades federales investigan a Gaetz por denuncias de tráfico sexual, según fuentes que describieron la pesquisa bajo la condición de anonimato.

El documento ataca en particular a la inmigración. El gobierno del presidente Joe Biden ha tenido problemas para manejar la gran cantidad de migrantes en la frontera con México y un éxito escaso con sus proyectos legislativos.

“Estados Unidos es una nación con una frontera y una cultura, reforzada por el respeto común a las tradiciones políticas propiamente anglosajonas”, dice el diario. “La historia ha demostrado que la confianza social y la unidad política están amenazadas cuando se importa masivamente a ciudadanos extranjeros a un país”.

El documento repite las denuncias falsas de Trump de que los “resultados de las elecciones recientes demuestran que la integridad de nuestras elecciones está comprometida”. También condena las medidas adoptadas para frenar la pandemia, como la orden de usar mascarilla en público, mantener el distanciamiento social y los confinamientos porque “condicionan la cultura y la conducta de los estadounidenses” y destruyen la economía.