Legisladores luchan por el sistema de desempleo y los beneficios a medida que se acerca el final de la sesión

Orlando Sentinel Staff, Orlando Sentinel
·4  min de lectura

TALLAHASSEE — Un año después de que el sistema de desempleo de Florida se detuviera, retrasando los reclamos de millones de despedidos debido a la pandemia del coronavirus, los legisladores siguen en desacuerdo sobre si aumentar el beneficio semanal máximo del estado de $275, uno de los más bajos del país.

La Cámara aprobó el miércoles un proyecto de ley, HB 1463, para actualizar el sistema a un sistema basado en la nube diseñado para procesar reclamos de manera eficiente e imponer más responsabilidad e informes por parte del Departamento de Oportunidades Económicas (DEO, siglas en inglés), la agencia estatal a cargo del programa de desempleo.

La votación fue unánime, pero los demócratas lamentaron una “oportunidad perdida” de ir más allá, ya que el proyecto de ley no aumenta los beneficios ni reduce los obstáculos de elegibilidad.

“Es un pequeño paso para crear más responsabilidad en DEO ... pero lamento decir que el pequeño paso no es suficiente”, dijo el representante Carlos Guillermo Smith, demócrata de Orlando. “Deberíamos haber hecho mucho más por la gente de Florida que contaba con nosotros para dar un audaz paso adelante”.

Los demócratas pidieron una sesión especial para abordar la crisis en mayo pasado, pero fueron rechazados por los republicanos. Las enmiendas ofrecidas por los demócratas el martes para aumentar la cantidad máxima de beneficios semanales de $275 a $375 y para aumentar la cantidad máxima de semanas de beneficios a 22 semanas también fueron rechazadas por los republicanos de la Cámara, a pesar de que los republicanos en el Senado están avanzando con el mismo plan. El Senado está listo para votar sobre la medida SB 1906 el jueves.

“Nuestros beneficios son demasiado bajos. No se pueden conseguir durante suficiente tiempo“, dijo el representante Omari Hardy, demócrata de West Palm Beach.

La cantidad mínima que alguien puede recibir en beneficios semanales en Florida es de $38, y el máximo de $275 es uno de los más bajos entre todos los estados. No ha cambiado desde 1998. Los legisladores de Florida en 2011 también vincularon la cantidad total de semanas disponibles para beneficios a la tasa de desempleo del estado, por lo que cuando la pandemia golpeó, los beneficiarios solo eran elegibles para 12 semanas de beneficios estatales porque la tasa de desempleo era 2.8 % a principios de 2020.

El representante Chip LaMarca, republicano de Lighthouse Point, patrocinador de HB 1463, señaló que el gobierno federal aprobó varios paquetes de ayuda por la COVID-19 que aumentaron los beneficios de desempleo con dinero federal, primero bajo el presidente Donald Trump y el mes pasado bajo el presidente Joe Biden.

El estado ha pagado $26.4 mil millones desde que comenzó la crisis, pero solo $5.4 mil millones de eso fue dinero estatal, y el resto provino de Washington. El último plan de ayuda por la COVID-19 aprobado por el Congreso en marzo extendió el impulso federal de $300 a los beneficios semanales por desempleo hasta septiembre. Después de eso, los floridanos desempleados solo podrán recibir beneficios estatales.

“Ya fueran dólares de Donald o dólares de Biden, ciertamente fueron útiles”, dijo LaMarca.

Agregó que el proyecto de ley no se trata de aumentar los beneficios o cambiar los estándares de elegibilidad, sino de asegurarse de que el sistema funcione según lo previsto.

“Este proyecto de ley arregla un sistema roto”, dijo.

El presidente del Senado, Simpson, republicano por Trilby, quien ha presionado por el aumento de los beneficios, dijo que la propuesta aún está sobre la mesa, pero pareció reconocer que después de que el gobernador Ron DeSantis expresó su oposición a la idea, será difícil de aprobar en los últimos días de la sesión legislativa, que está programada para finalizar el 30 de abril.

“No creo que el problema del desempleo esté completamente fuera de la mesa todavía”, dijo Simpson. “Las negociaciones están en curso”.

Un senador demócrata, Jason Pizzo de Miami, ha presionado para vincular el monto del beneficio al salario mínimo, lo que permitiría que los beneficios por desempleo se mantengan al día con los ajustes del costo de vida y la inflación a lo largo del tiempo, pero esos esfuerzos han sido rechazados.

Los negociadores del presupuesto de la Cámara de Representantes y el Senado acordaron el miércoles $36 millones en fondos estatales para mejorar el sistema de desempleo y utilizar subvenciones federales del Departamento de Trabajo de los EE. UU. para ayudar al DEO a superar una acumulación de revisiones de reclamos pagados en 2020.

* Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por el periodista Gray Rohrer. La traducción al español fue realizada por la periodista Ginayra Alvarado Villegas. La puedes contactar a galvarado@orlandosentinel.com.