Legisladores EEUU piden a GM y México proteger derechos trabajadores en votación sindical

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El logotipo de GM en la cima de la sede de la empresa

Por David Shepardson y Daina Beth Solomon

WASHINGTON, 28 ene (Reuters) - Tres legisladores de Estados Unidos instaron el viernes a General Motors (GM) y al gobierno mexicano a salvaguardar los derechos de los trabajadores antes de una elección sindical la próxima semana en una planta de camionetas pick-up en el centro del país latinoamericano.

El miembro de la Cámara de Representante Earl Blumenauer, quien preside un subcomité clave sobre comercio, y sus colegas Bill Pascrell y Dan Kildee expresaron su preocupación sobre informes de supuesta intimidación a empleados antes de la votación en la planta de GM en Silao, donde se fabrica la Silverado.

"Es imperativo que GM y la autoridad laboral de México aseguren que cada trabajador pueda emitir su voto secreto libremente y sin intimidación", reclamaron los legisladores.

La firma automotriz estadounidense dijo que ha estado "absolutamente comprometida a trabajar con las autoridades mexicanas, la fuerza laboral, los observadores electorales y todos los socios, incluida la Administración (Biden) y el Congreso de Estados Unidos".

Por su parte, el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral de México, que organiza la votación, informó que inspeccionó la planta para garantizar acceso a los votantes y que esta semana abrió una cuenta de correo electrónico para recibir posibles quejas de trabajadores, aunque hasta ahora no se ha presentado ninguna.

El Centro agregó que casi 6,300 trabajadores son elegibles para votar el 1 y 2 de febrero en cinco áreas diferentes de la planta en Silao donde se eligen cuatro nuevos sindicatos, en línea con una reforma laboral mexicana destinada a salvaguardar la libertad de asociación, principio clave del nuevo acuerdo comercial con Canadá y Estados Unidos, TMEC.

El año pasado, una votación sobre el contrato colectivo, que abrió la puerta a elegir un nuevo sindicato, se vio inicialmente empañada por irregularidades, incluidas boletas destruidas, lo que llevó a Washington a exigir un mayor escrutinio en una queja formal en virtud del TMEC.

Funcionarios estadounidenses cerraron en septiembre la queja de GM sobre aquellos incidentes, pero el Departamento de Trabajo y la oficina del Representante Comercial de Estados Unidos aún están rastreando el problema, según un reciente informe de un comité laboral del gobierno de la nación vecina.

United Auto Workers (UAW), que representa a los trabajadores de GM en los Estados Unidos dijo la semana pasada que también pidió un escrutinio más estricto sobre las elecciones, que cuantificó inicialmente con 7,000 votantes.

(Traducido por Raúl Cortés Fernández y Lizbeth Díaz)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.