Legisladores demócratas proponen la despenalización de la inmigración ilegal

Agencia EFE
·3  min de lectura

Washington, 26 ene (EFE News).- Un grupo de representantes demócratas presentó de nuevo este martes ante el Congreso un proyecto de ley que despenaliza la inmigración ilegal y, según ellos, encara "la injusticia y el racismo sistémico" en el aparato migratorio de Estados Unidos.

El proyecto de ley denominado "Nueva senda hacia adelante" fue presentado inicialmente en diciembre de 2019 por el representante Jesús García, de Illinois, y aunque recibió el apoyo de otros legisladores demócratas se topó con la oposición de la minoría republicana y quedó estancado en el Subcomité de Inmigración y Ciudadanía.

La iniciativa, si fuese promulgada, pondría fin a la detención de inmigrantes indocumentados en prisiones privadas a partir de tres años después de la entrada en vigor de la ley.

Asimismo, prohibiría que los funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional consideren la raza, el origen nacional, el grupo étnico o el dominio del idioma inglés cuando interrogan a las personas, y abroga la ley actual bajo la cual el cruce ilegal de la frontera es un delito punible con prisión.

La nueva legislación impediría que las policías estatales o locales investiguen, arresten, transporten o retengan a los migrantes indocumentados solo por su condición de tales, y limita las categorías de "crímenes graves" bajo las cuales actualmente un inmigrante indocumentado queda descalificado para solicitar asilo.

“Todas las comunidades merecen equidad, no castigo. La semana pasada fuimos testigos de algo histórico con propuestas para la inmigración desde el primer día” del mandato del presidente Joe Biden, dijo García en una teleconferencia.

“Sabemos que la labor recién empieza. Han sido décadas de traumas experimentados por muchos inmigrantes, y los abusos de los últimos años han expuesto las injusticias en el sistema de inmigración y el sistema criminal”, añadió.

Según el legislador, el año 2020 trajo a primer plano la “inequidad racial arraigada profundamente en las desigualdades de nuestro sistema de justicia y ha dejado a los inmigrantes detenidos expuestos a la covid-19 en condiciones inhumanas”.

“No es accidental que las comunidades de color sufran muertes por covid-19 a tasas más altas. El sistema hace esto. Las inequidades están codificadas en la ley y es tiempo de poner fin a la penalización de la inmigración”, argumentó.

La representante Pramila Jayapal, de Washington y copatrocinadora del proyecto de ley, dijo que “es un alivio que se haya ido el expresidente (Donald Trump), cuya Administración infligió pesares y tormentos a nuestras familias y comunidades”.

“Ahora nos toca a nosotros establecer una reforma humanitaria de nuestro sistema de inmigración. No basta con revertir lo hecho por la Administración Trump: el sistema ha estado quebrantado por décadas y necesitamos dejar atrás un historial que castiga a los inmigrantes y separa a las familias”, expuso.

El proyecto de ley, añadió Jayapal, “mantiene unidas a las familias y protege el debido proceso para todos”.

“Las familias migrantes merecen los mismos derechos que las familias nacidas en Estados Unidos. El proyecto de ley pone fin a la detención sin fianza y abroga las leyes que hacen de la migración un crimen; pone fin al encarcelamiento de gente que cruza la frontera buscando refugio y seguridad”, explicó.

Esta iniciativa “no podría llegar en mejor momento, a la zaga de una elección histórica en la cual una coalición multirracial, multigeneracional y multicultural repudió las políticas de cuatro años”, señaló la representante Ayanna Pressley, de Massachusetts.

“Necesitamos políticas a la medida de la crisis. Hemos tenido un encontronazo nacional con la injusticia racial. No podemos retornar a un statu quo normal antes de la pandemia. Ese statu quo era ya inadecuado, y es tiempo de trazar una nueva senda hacia el futuro”, sostuvo la legisladora.

“Por demasiado tiempo el sistema de inmigración y el sistema criminal han estado entrelazados causando la separación de las familias. Como resultado tenemos el sistema de detención de migrantes más grande del mundo, y gastamos en la penalización de la migración más que en todas las otras agencias policiales combinadas”, puntualizó.

(c) Agencia EFE