Para la leche de sus yogures, Danone quiere vacas que emitan menos metano

El gigante de la agroalimentación Danone anunció este martes que espera reducir las emisiones de metano relacionadas con la cría de las vacas de las que extraen leche fresca en un 30% para 2030 respecto a los niveles de 2020.

"Veremos cómo podemos mejorar las prácticas en las granjas de forma general", declaró a AFP Jeanette Coombs-Lanot, portavoz del grupo. Entre las medidas que se barajan para conseguirlo, se encuentra recurrir a razas menos emisoras de metano, optimizar los regímenes alimentarios, mantener más tiempo a las vacas en producción y captar las emisiones del estiércol para producir biogás.

El balance medioambiental de la ganadería bovina se ve incrementado por la digestión de las vacas, que, al eructar, expulsan metano, cuyo potencial de calentamiento es muy superior al dióxido de carbono. El metano también sale del estiércol.

"Danone es el primer grupo alimentario que se ha fijado un objetivo específico de reducción de las emisiones de metano", destaca el comunicado.

Este objetivo se inscribe en la línea del "Global methane pledge", con el que un centenar de países se comprometieron, durante la COP26 de 2021, a reducir las emisiones de metano al menos un 30% para 2030 respecto a 2020.

El objetivo de Danone cubre la leche fresca, comprada directamente a 58.000 explotaciones lecheras de 20 países y que representa el 70% de sus emisiones de metano.

Pero no atañe a la leche en polvo de las preparaciones para bebés, que obtienen a través de intermediarios.

Danone afirma haber reducido "alrededor de un 14% sus emisiones de metano entre 2018 y 2020.

En Marruecos, donde el grupo colecta leche a través de tres pequeños productores, "se pueden realizar enormes progresos optimizando la producción", indicó Coombs-Lanot a modo de ejemplo.

Mejorar el rendimiento lechero de cada vaca permite reducir, sin alterar la producción, el número de animales presentes en la explotación y, por ende, las emisiones.

Danone también quiere estudiar las innovaciones para filtrar el metano que emiten las vacas, a través de un dispositivo instalado en el ronzal, o reducir su producción de metano gracias a dispositivos alimentarios a base de algas, por ejemplo.

Un informe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente subrayaba en 2021 que las soluciones tecnologías solo tienen un "potencial limitado" a la hora de reducir significativamente las emisiones del sector agrícola.

El documento abogaba en primer lugar por cambios de comportamiento, como la mejora de la gestión de las explotaciones ganaderas o la adopción por parte de los seres humanos de regímenes con nada o muy poca carne y lácteos.

myl/cla/ico/pta/jvb/mb