Juan Manzur habló sobre la intimidación de Aníbal Fernández a Nik: “Fue muy desafortunado”

·3  min de lectura
Juan Manzur fue el primer representante de la Casa Rosada en referirse públicamente a lo acontecido entre Nik y Aníbal Fernández
Juan Manzur fue el primer representante de la Casa Rosada en referirse públicamente a lo acontecido entre Nik y Aníbal Fernández

En la Casa Rosada se mantuvieron en silencio desde ayer a la tarde, cuando el historietista de LA NACION Nik acusó públicamente por amenazas al ministro de Seguridad, Aníbal Fernández. No obstante, durante un acto oficial cerca del mediodía, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, fue consultado al respecto de lo que sucedió y se despegó de Fernández. “Fue muy desafortunado”, aseguró el gobernador tucumano en uso de licencia, que es una de las caras más visibles de la administración del Frente de Todos después de la crisis política que atravesó al oficialismo.

Convencido de que la personalización no ayuda en política, el candidato porteño del Frente de Todos Leandro Santoro se había mostrado en un sentido similar más temprano, como el primer representante del oficialismo que habló públicamente sobre las intimidaciones. Además de asegurar que no le gustó el accionar del funcionario, contó que se intentó comunicar con él pero que no logró hacerlo.

“No sé qué quiso decir Aníbal, no pude hablar con él. Cualquier referencia directa o indirecta a los hijos o a los familiares es inaceptable”, aseguró en Radio La Red el candidato de origen radical que encabeza la lista en la Ciudad y cuya campaña para alcanzar una banca en la Cámara de Diputados se ve atravesada por las tensiones que originan estos episodios que emanan desde la Casa Rosada.

“Ayer lo llamé a Aníbal para preguntarle qué había querido decir y no pude hablar con él. Si me tengo que ajustar por lo que leí, la personalización en la política es horrible, trato de no personalizar y de tener buena relación personal con todos los dirigentes, aunque no militen en mi espacio”, manifestó Santoro, luego de que el humorista asegurara que existió una “amenaza velada” de parte de Fernández cuando en un intercambio que tuvieron en Twitter hizo referencia al colegio ORT, donde estudian sus hijas.

Bajo ese posicionamiento, Santoro sostuvo que nunca se le hubiese ocurrido definir una relación político-personal por las relaciones familiares y alegó: “Yo trato de no caer en la personalización, que es una tentación que en el debate público y en las redes sociales tenemos todos. Y si sucede eso, trato de salir rápido de ahí porque no creo que ayude a la política”. Sin embargo aclaró que “las declaraciones de los dirigentes las tienen que responder los dirigentes”.

Con el candidato liberal Javier Milei que ocupó el tercer lugar en las PASO legislativas de la Capital y que pretende arrebatarle la segunda posición en las elecciones generales, Santoro zigzaguea entre las consecuencias de situaciones públicas como la que ahora involucra al ministro de Seguridad. Frente a ese panorama, insistió con que el desempeño electoral de los oficialismos en el mundo se vio afectado por los efectos negativos de la pandemia y dijo focalizarse en aquello que tiene para decirle a la gente.

“Empiezan a aparecer, después de meses horribles, signos que nos dan la sensación de que la cosa en muy poco tiempo puede estar mejor y me agarro de eso para convencer a la gente que lo importante es sostener un rumbo económico”, indicó.

Esta mañana, Fernández le bajó el tenor a sus declaraciones y dijo que jamás se metería con los hijos de nadie. “Si él lo tomó así, si se sintió así, le pido disculpas de manera honesta”, expresó el funcionario luego de que Nik anunciara que lo llevaría a la justicia. No obstante, sostuvo: “Él vive agraviándonos”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.