Leandro Báez en LN+: "Con nuestra condena, la Justicia le mandó un mensaje al Gobierno"

LA NACION
·4  min de lectura

Horas antes de encontrarse con su padre Lázaro Báez, su hijo, Leandro, condenado a cinco años de prisión en la causa de la ruta del dinero K, habló con LN+ y dijo: "Me hago cargo de lo que digo, pero creo que la Justicia le mandó un mensaje al Gobierno".

Hace un año y medio que Leandro Báez no ve a su padre y por eso, ahora espera con ansias el encuentro para "tomar unos mates". El hijo de Báez reconoce que si bien esperaba la condena, nunca pensó que en su caso iba a ser tan alta.

"Cuando se crea Austral Construcciones yo tenía 13 años. Lo de los millones es algo que la justicia está investigando, creo que la justicia mandó un mensaje al Gobierno", dijo, y agregó que tiene "fe" de que en la apelación disminuyan su pena.

"Nuestro alegato fue muy claro, no lo entendieron o no quisieron entenderlo, nosotros éramos beneficiarios de una cuenta, sí. Pero no hicimos transferencias ni uso de ese dinero", agregó, y dijo que el hecho de que la causa haya sido "tan mediática" ejerció una "presión" adicional con la cual "es difícil trabajar".

La ruta del dinero K: quiénes son los jueces que condenaron a Lázaro Báez a 12 años de prisión

En la causa, conocida como "la ruta del dinero K", el empresario santacruceño Lázaro Báez fue condenado a la pena de 12 años de prisión por haber lavado alrededor de 55 millones de dólares provenientes de la corrupción.

El fallo, además, condenó a otras 22 personas, incluidos el hijo mayor de Báez, Martín, (a 9 años de prisión, como coautor), a Leandro (a 5 años), a Luciana (a 3 años, con cumplimiento en suspenso) y a Melina Báez (a 3 años, con cumplimiento en suspenso), ya que aparecen como beneficiarios finales de las cuentas en Suiza por las que circuló ese dinero, que fue blanqueado tras sucesivas operaciones en paraísos fiscales de América y Europa.

En la entrevista, Leandro contó que no espera que su padre le pida perdón, pero reconoció que le pidió que "aclare la situación" y que diga "qué es lo que hizo y lo que no hizo".

Caso Lázaro Báez: quiénes son los principales condenados

"No me gustó la declaración de Lázaro Báez, yo sé que él está grande y necesitaba un ayuda memoria, pero me hubiese gustado que sea espontáneo. Con relación a los hijos me gustaría que hubiese aclarado, porque no todos tenemos la misma relación" dijo, aunque luego reflexionó: "Lázaro no va a hablar, él se esta haciendo cargo. Mi papá es un tipo duro. Él no es de hacer ciertas cosas, como lo hicieron otros empresarios que hablaron".

"Néstor era su amigo, lo respetaba y se veían cada vez que podían. Con Cristina la relación no era la misma. Una sola vez compartí con ella un almuerzo, algo mediático", dijo y agregó que el día de la muerte de Néstor Kirchner, "fue una de las pocas veces" que lo vio llorar a su papá.

Para Leandro Báez la causa de vialidad es más importante que la de la ruta del dinero k. "La obra pública es mucho más grande que Lázaro Báez. Hay muchos más empresarios. En cada provincia hay un Lázaro Báez. Un Austral Construcciones en cada provincia", reflexionó.

Leandro reconoció que se parece mucho a su padre. "Por eso chocamos tanto. Nos molesta que nos digan las cosas, somos frontales los dos". Y aseguró que él no es partidario de ningún gobierno. "Yo me defiendo a mí solo, porque en esto estoy solo", aseguró.

Contó que lo sorprendieron las declaraciones de Oscar Parrilli, que dijo que a Lázaro Báez lo condenaron "por morocho": "Me sorprendieron las declaraciones de Parrilli. Raro que salga ahora hablar alguien del entorno porque esta condena es como un mensaje por la causa de Vialidad. Se está condenando sin saber el delito precedente y en ese delito precedente está ella (por Cristina Kirchner). Y ahora salen a bancarlo a Lázaro", dijo.

Sobre Leonardo Fariña, que obtuvo una condena reducida por sus aportes en la causa, el hijo de Báez dijo: "La plata no es para cualquiera. Hay gente que no sabe manejarla. Tendría que haber sido perfil más bajo".

Condena a Lázaro Báez: ordenan decomisar 61 millones de dólares y 4 millones de pesos del lavado

Leandro también contó que actualmente trabaja en negro porque la condena social le impide tener un trabajo en blanco. Le preocupa su familia, aunque no tiene miedo porque no tiene dudas que podrá reducir su condena en la siguiente instancia judicial.

Actualmente, Lázaro Báez se encuentra bajo arresto domiciliario con una tobillera electrónica en una casa ubicada en un barrio cerrado del conurbano bonaerense. La Justicia mantiene las coordenadas de su domicilio actual bajo reserva.