Leales de clérigo iraquí acatan su pedido y dejan las calles