Nuevo León abre el camino a la venta de fósiles

·2  min de lectura

MONTERREY, NL, noviembre 7 (EL UNIVERSAL).- Aun con las objeciones de la representación del INAH en la entidad por contravenir la legislación federal (Ley General de Bienes Nacionales), el Congreso local aprobó una reforma a la Ley de Patrimonio Cultural del Estado que abriría la puerta a la comercialización indiscriminada de fósiles, patrimonio de la nación, al ser catalogados como "grabados inusuales en piedra caliza".

Durante la sesión, la diputada panista Marlene Benvenutti dio lectura al dictamen de la Comisión de Educación, Cultura y Deporte, elaborado con base a la propuesta que presentó su compañero Luis Susarrey Flores, la cual, dijo, es de vital importancia para la preservación y enriquecimiento de la cultura de la entidad, y destacó la creación del Comité Científico de Grabados Inusuales, que se integrará por perfiles que designe el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León, que prestarán su servicio de manera honorífica.

Mencionó Benvenutti que al estado acuden científicos, expertos en paleontología a realizar investigaciones, quienes han señalado el alto valor científico y educativo en lajas calcáreas que contienen información sobre plantas y animales fosilizados, que habitaron en el fondo de un mar que cubrió gran parte de Nuevo León en el periodo cretácico, hace unos 90 millones de años.

"Lamentablemente esas rocas sedimentarias son procesadas en la industria de la construcción cortándolas en láminas para utilizarlas como piso y fachadas para el comercio nacional y son vendidas en metros cuadrados de piedra para la construcción que se envían hacia EU sin tener un control registrado de ellas", dijo.

Finalmente señaló que esto "ha traído como consecuencia una considerable perdida de piezas que representan un gran valor científico, educativo y económico para nuestro país".

La iniciativa aprobada el miércoles fue presentada por el diputado local del PAN Luis Susarrey Flores y promovida por su compañero de partido, el empresario y coleccionista de piezas arqueológicas y paleontológicas, Mauricio Fernández Garza.

La iniciativa pretende "promover el estudio y registro, como patrimonio estatal, de grabados inusuales de rocas calizas con valor histórico, que contengan carbonato de calcio", para lo cual se incorporó a la Ley de Patrimonio Cultural del Estado la figura de un Comité Científico de Grabados Inusuales. Pero para el morenista Luis Armando Torres esto permitiría la comercialización indiscriminada de las piezas al reclasificarlas como "grabados inusuales en piedra caliza".