Lavrov: Rusia no está en guerra con la OTAN, pero ésta sí parece estarlo

·3  min de lectura

Moscú, 29 abr (EFE).- Rusia no considera que esté en guerra con la OTAN en Ucrania, pero la Alianza sí parece estarlo, aseguró hoy Serguéi Lavrov, el ministro de Exteriores ruso, en declaraciones al canal saudí Al Arabiya.

"No consideramos que estemos en estado de guerra con la OTAN. Lamentablemente, existe la sensación de que la OTAN cree que sí está en guerra con Rusia", dijo Lavrov, según la entrevista reproducida por las agencias locales.

Lavrov consideró que dicho enfrentamiento sería un paso que aumentaría el riesgo de una guerra nuclear.

Arremetió contra muchos líderes occidentales, incluidos los de EEUU, el Reino Unido, Francia, Alemania o Polonia, y también contra el jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, por desear que Rusia pierda la guerra.

"Dicen abiertamente que (el presidente ruso Vladímir) Putin debe perder, que Rusia debe ser derrotada. Cuando alguien utiliza dicha terminología, yo creo que piensan que están en guerra con aquel al que quieren derrotar", precisó.

Al respecto, advirtió de que cualquier suministro de armamento en territorio de Ucrania es un "objetivo legítimo" del Ejército ruso, ya que las armas son entregadas "a un régimen que libra una guerra contra su pueblo".

Lavrov negó que Moscú esté coqueteando con la amenaza nuclear cuando él mismo advirtió en una reciente entrevista de que dicha opción "es grave, es real".

Aseguró que desde la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump (2017), el Kremlin le llamó a apoyar la tesis Reagan-Gorbachov sobre que "en una guerra nuclear no puede haber vencedores y por eso nunca debe ser librada".

Y acusó al presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, de provocar el problema al asegurar que Kiev se equivocó al renunciar al arsenal nuclear tras la caída de la URSS en 1991, a lo que después Polonia añadió que está dispuesta a acoger armamento nuclear estadounidense en su territorio.

"Nosotros nunca jugamos con conceptos tan peligrosos. Nunca. Todos debemos sumarnos a la declaración sobre que la guerra nuclear es inadmisible realizada por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU", añadió.

Consideró que Occidente no es de fiar en lo que se refiere a asuntos estratégicos, desde la economía hasta la esfera de la tecnología, por lo que Rusia intentará ser "autosuficiente".

En cuanto a la "operación militar especial" en Ucrania, subrayó que el objetivo de Rusia es proteger a los habitantes rusoparlantes del este del país y asegurarse de que no haya "ninguna amenaza" desde el territorio de Ucrania para esa población y la de Rusia.

"Eso es todo. La operación concluirá sólo cuando esos objetivos sean alcanzados", subrayó y negó que Moscú emplea a mercenarios sirios en el país vecino.

En cuanto a las negociaciones con Ucrania, aseguró que Rusia no está en contra de que ese país reciba garantías de seguridad, pero éstas no deben incumbir ni al Donbás ni a la anexionada península de Crimea.

Además, advirtió de que la seguridad de Moldavia no se incrementará con el ingreso en la OTAN.

El Ejército ruso ha reconocido que el objetivo de su actual intervención militar en Ucrania no se reduce a "liberar" el Donbás, sino a abrir un corredor terrestre con Crimea y acceder a la región separatista moldava de Transnistria, de mayoría rusoparlante.

Esos objetivos obligarían a Rusia a hacerse con el control de casi todo el este y el sur de Ucrania, a la que dejaría sin salida al mar.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.