Lavar el cabello sin champú: ¿realmente hace que lo tengas más limpio y bonito?

·4  min de lectura
No lavar el cabello con champú, lo que ahora se conoce como
No lavar el cabello con champú, lo que ahora se conoce como "no poo", es una tendencia cada vez más fuerte. (Getty Creative)

Hace unos siete años, una mujer llamada Lucy AitkenRead fue noticia por haber logrado dejar de usar champú. Así de simple. Decidió no usar ningún otro producto que pudiese ser tóxico para su cuerpo cabelludo y para el ambiente, así que lo dejó tras un largo y difícil proceso que no todos estamos dispuestos a vivir, por más que quisiéramos ser consecuentes con el planeta. Aún así, hoy en día, no lavar el cabello con champú es una tendencia cada vez más fuerte.

Hoy en día AitkenRead es una escritora famosa y entre sus libros cuenta la experiencia vivida, pero también su propuesta de no lavar el cabello con champú tiene un nombre de acuerdo a los tiempos que vivimos, en los que las redes sociales se encargan de etiquetar todo lo que es tendencia. Se trata del “no poo”, método descrito formalmente como la negación a usar productos industriales para lavar el pelo y en su lugar usar solo agua, o ingredientes naturales como vinagre, bicarbonato o aceites esenciales, entre otros.

Esta tendencia de no lavar el cabello con champú consiste en evitar productos industriales y limpiar solo con agua. (Getty Creative)
Esta tendencia de no lavar el cabello con champú consiste en evitar productos industriales y limpiar solo con agua. (Getty Creative)

Si bien la famosa escritora sigue feliz con su vida, sin mayores consecuencias y aún con su cabellera bien puesta, es posible que este hábito no sea tan beneficioso como lo pintan. Incluso celebridades como Kim Kardashian o Selena Gómez han mostrado interés en esta tendencia, espaciando varios días el lavado del cabello, y muchos de nosotros seguimos preguntándonos cada cuánto tiempo debemos lavarnos el cabello, esperando siempre lograr un método que nos permita tenerlo más bonito y saludable.

La técnica

La tendencia “No Poo” consiste en no lavar el cabello con champú, así de simple, y el fin es que se hidrate con su grasa natural. Está permitido usar aceites naturales después del lavado con agua, como aceite de argán, reconocido como potente aliado para el cabello; y también, como ya se mencionó, se pueden usar ingredientes como vinagre o bicarbonato para lavar cada cierto tiempo.

Casi 130 millones de vistas tiene la etiqueta #nopoo en TikTok y ha resultado definitivamente un método atractivo para las generaciones más jóvenes que lo han convertido incluso en un movimiento. Y es que sí es definitivamente cierto que muchas sustancias químicas que usan los productos comerciales para limpiar el cabello y para el cuidado personal pueden ser irritantes potenciales y contaminantes. De hecho, algo tan común como la fragancia en los cosméticos puede ser una gran enemiga de nuestra piel. Pero la vía no es dejar de usar limpiadores, o por lo menos eso dicen los expertos.

Es cierto que muchas sustancias químicas que usan los productos comerciales para limpiar el cabello y para el cuidado personal en pueden ser irritantes. (Getty Creative)
Es cierto que muchas sustancias químicas que usan los productos comerciales para limpiar el cabello y para el cuidado personal en pueden ser irritantes. (Getty Creative)

Aunque la práctica de ejercicio y otras actividades obliga a algunos a lavarse el pelo a diario, hacerlo con demasiada frecuencia puede ser dañino, también puede incentivar la producción de grasa para quienes quieren evitarlo y puede resecar la fibra, pero no lavarlo también tiene sus serias consecuencias.

La doctora Lola Conejo-Mir, dermatóloga y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología, señala que esta tendencia podría incrementar el riesgo de sufrir de infecciones en el cuero cabelludo, entre otras cosas.

El champú es fundamental en nuestra higiene diaria, así como el arma principal para el dermatólogo en el tratamiento de toda patología que afecte al cuero cabelludo”, dice la experta y agrega que con la limpieza con productos adecuados se elimina la grasa producida naturalmente por las glándulas sebáceas, donde además quedan atrapadas células muertas que se desprenden de nuestra piel, suciedad, contaminación, restos de productos que usemos.

El champú que debemos usar debe ser neutro, ser suave y libre de alcohol, conservantes y otros ingredientes que pueden ser dañinos. (Getty Creative)
El champú que debemos usar debe ser neutro, ser suave y libre de alcohol, conservantes y otros ingredientes que pueden ser dañinos. (Getty Creative)

Toda esta capa de desechos debe eliminarse porque, más allá de cómo se vea el cabello, se convierte en un hábitat idóneo para la proliferación de microorganismos que pueden incentivar la aparición de infecciones. ¿Hacerlo con productos industriales llenos de químicos? No necesariamente. Hay alternativas como los champúes en barra, que prometen cuidar el cabello y también el medio ambiente, y también es conveniente seguir las indicaciones del especialista.

De hecho, la experta destaca que el champú que debemos usar debe respetar nuestro pH, ser suave y libre de alcoholes, conservantes y otros ingredientes que pueden ser dañinos. Sobre todo, deben usarse champús diseñados para nuestro tipo de cabello y necesidades, y en una frecuencia que no supere los tres días en promedio. De hecho el doctor Jorge Padilla, dermatólogo, dice que incluso lavar el cabello una sola vez a la semana puede propiciar dermatitis seborreica.

Si se sufren afecciones dermatológicas como la caspa, lo recomendable es lavar el cabello con un champú específico y consultar al médico. Dejar de lavar el cabello no nos brindará la solución, al contrario, podría empeorarnos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Con o sin melena? Jason Momoa se ha rapado el pelo por una buena causa