Lavado de activos: confirman otro procesamiento contra Lázaro Báez y sus hijos Martín y Luciana

LA NACION

La Cámara Federal porteña confirmó hoy el procesamiento del dueño de Austral Construcciones, Lázaro Báez y de dos de sus hijos, Martín y Luciana, por presunto "lavado de activos agravado", en una causa vinculada al manejo de fondos ilícitos mediante una de las empresas del grupo.

En el caso de Lázaro Báez, la medida se tomó con prisión preventiva, según el fallo de los camaristas Pablo Bertuzzi y Mariano Llorens, al que accedió la agencia Télam.

El Tribunal de Apelaciones confirmó lo resuelto en esta parte de la pesquisa por el juez federal Sebastián Casanello y ratificó procesamientos de otros implicados, entre ellos el financista Guillermo Greppi.

Báez está detenido, al igual que su hijo mayor Martín, en la causa central por lavado de activos, en la que son sometidos a juicio oral desde hace un año.

Ahora se le confirmó el procesamiento en esta otra investigación, en la que fue imputado junto a dos de sus cuatro hijos, por presuntas maniobras de lavado de activos a través de diferentes personas jurídicas y físicas que pusieron en circulación 127.624.184 millones de pesos "procedente presuntamente de ilícitos, a través de actos simulados y transferencias bancarias".

La investigación giró en torno a depósitos de cheques de distintas sociedades y empresas acreditados a favor de la firma M&P S.A., que integraban Martín y Luciana Báez, y vinculada a Austral Construcciones.

Las dos empresas firmaron un acuerdo que le dio a M&P el manejo financiero de Austral, porque esta ya tenía cuentas bloqueadas y "no podía desenvolverse en el mercado", recordó el fallo.

"M&P S.A. prolongó los actos del Grupo Austral haciéndose cargo de sus compromisos y recibió en sus cuentas bancarias los pagos efectuados por los supuestos contratistas (en general empresas con un fin orientado a actividades de bolsa o agropecuarias con controles fiscales más flexibles)", explicaron los jueces.

Esas sumas de dinero ingresadas a M&P entre 2015 y 2016 "fueron utilizadas para proveer a Austral Construcciones de sumas de dinero que estaban marginadas del contralor del Estado", añadió el fallo.