Lava que fluye hacia el mar expande isla española

·2  min de lectura

La superficie de la isla española de La Palma sigue expandiéndose a medida que la lava de un volcán fluye hacia el océano Atlántico y se endurece al entrar en contacto con el agua, según afirmaron el jueves científicos de la Unión Europea.

Copernicus, el programa de observación de la Tierra de la Unión Europea, dijo el jueves que sus imágenes satelitales mostraban una lengua de roca fundida en forma de D que se acumulaba en la costa occidental de la isla y que medía 338 hectáreas (835 acres) a finales del miércoles.

Los vientos alisios típicos de las Islas Canarias ayudaban a disipar las columnas de vapor de agua y gases tóxicos que se producen cuando la lava, con una temperatura de más de mil grados centígrados, se encuentra con el océano, donde el agua tiene 22 grados centígrados.

Pero las autoridades estaban en alerta porque la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) indicó que la dirección del viento podría cambiar más tarde el jueves y llevar los penachos tóxicos hacia la costa y más hacia el interior.

El ácido clorhídrico y las diminutas partículas de vidrio volcánico que se liberan en el aire pueden causar irritación de la piel, los ojos y las vías respiratorias.

La dirección que podría tomar el flujo de lava también es motivo de preocupación. El fluido fundido que emana del volcán que entró en erupción por primera vez el 19 de septiembre seguía corriendo cuesta abajo como un río para luego caer por un acantilado hacia el Atlántico. Pero las irregularidades del terreno podrían hacer que la lava se desborde de su trayectoria actual, se extienda a otras zonas y destruya más casas y tierras de cultivo.

Al menos 855 edificios y 30 kilómetros de carreteras, así como otras infraestructuras clave, han sido destruidos hasta ahora. Las plantaciones de plátanos, que son la fuente de ingresos de muchos isleños, también han sido destruidas o dañadas por la ceniza volcánica.

Más de 6 mil residentes han sido evacuados hasta ahora, y a otros cientos se les aconsejó que se quedaran en casa para evitar la posible inhalación de gases tóxicos. No se han registrado víctimas ni heridos entre los residentes de La Palma desde que comenzó la erupción.

Leer más: Erupción “catastrófica” de supervolcán es mucho más probable de lo que se pensaba, advierten científicos

La Palma, donde viven unas 85 mil personas, forma parte de las Islas Canarias, un archipiélago volcánico situado al noroeste de África. La isla tiene unos 35 kilómetros de largo y 20 kilómetros de ancho en su parte más ancha.

Relacionados

La lava del volcán de La Palma llega al Océano Atlántico

Lava de volcán español acelera su avance hacia el Atlántico

Reabre el aeropuerto en isla española con erupción volcánica

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.