Laura Zapata no llevará a su abuela ni al hospital ni a un asilo

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 22 (EL UNIVERSAL).- Aunque en las últimas horas circuló la noticia de que la señora Eva Mange, abuela de Thalía y Laura Zapata había sido internada de emergencia tras sufrir un accidente, fue la actriz y villana de telenovelas quien afirma que la señora Mange se encuentra en casa recuperándose de un accidente que sufrió hace un mes y del cual está bien. Zapata detalló que el accidente no es reciente y sucedió luego de que dos de sus enfermeras dejaran caer a su abuelita, lo cual le afectó diversos huesos de las piernas.

"Estuvo hace un mes internada porque me la han tirado dos veces y la lleve al hospital. Está en casa recuperándose se fracturó dos piernas, las dos tibias, los dos perones, un pie y una fisura en una rodilla. Ha sido complicado encontrar buenos enfermeros que en verdad le den un bien servicio a mi abuela y nos eviten estos desafortunados accidentes, explicó Zapata a EL UNIVERSAL. La actriz detalló que en los últimos meses ha cambiado en repetidas ocasiones de enfermeras ya que con la mayoría ha tenido altercados por el poco cuidado que brindan a la señora Eva.

"Tengo dos enfermeras en dos turnos que cambian cada 15 días debido a la pandemia. Tenían sus cambios los domingos y los lunes mientras yo estaba trabajando en Masterchef recibo una foto que había recién recibido a mi abuela de manos de los otros enfermeros y tenía una pierna morada, a punto de reventar, fracturada. Reuní a los enfermeros que estaban y a los que la recibieron e hice que me firmaran una carta con lo que había sucedido. Corrí a los que habían entregado a mi abuela porque me mintieron y no me dijeron que se les había caído y luego de un mes se les volvió a caer a las nuevas enfermeras", explicó.

Pese a todo esto, Laura dice que no piensa en internar en un hospital a su abuela, mucho menos en un asilo, ya que tras la experiencia que vivió hace unos meses, no desea arriesgar la vida de su abuela. "Internarla no porque si estando al pendiente de ella lo que me ha pasado, ahora imagínense dejarla sola en un asilo u hospital", comentó. Sobre las escaras que la señora Mange tenía en diversas partes del cuerpo y que según Laura fueron producto del maltrato que su abuela vivió durante su estancia en el asilo para ancianos Le Grand Senior Living, detalló que ya está casi con el 80% de las úlceras sanadas.

"Ya estamos saliendo de las siete heridas que le hicieron en el asilo del terror, ya solo le quedan dos heridas y una de ellas que era de once centímetros de profundidad, ahorita ya mide tres y la otra tiene cinco centímetros. Estamos tratando de salir adelante", añadió.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.