Laura pide apoyo para transplante de médula en SLP

·4  min de lectura

SAN LUIS POTOSÍ, SLP., junio 18 (EL UNIVERSAL).- A Laura Angélica Medina González la diagnosticaron con Linfoma de Hodking, cáncer en el sistema linfático, a los 16 años, pese a que su diagnóstico se realizó en una etapa temprana de la enfermedad, durante 11 años ha tenido que luchar contra este padecimiento que la ha desgastado emocional y económicamente.

"Desde que se me detectó fue en una etapa muy temprana, la esperanza fue que sólo con un tratamiento no hubiera recaída (…) desafortunadamente, este tipo de cáncer tiene mucha esperanza de vida, pero es muy persistente", comentó.

Sin embargo, la proyección médica no fue así, pues luego de su primer tratamiento tuvo diversas recaídas y a lo largo de los 11 años de padecer este tipo de cáncer ha pasado por diversos métodos médicos, como ingesta de medicamentos, radioterapia y un sin fin de sesiones de quimiotrapia, a los que el linfoma siguió siendo resistente.

Después de varias recaídas y de que su cuerpo se mantuviera estable frente al Linfoma, hace algunas semanas su médico tratante le informó a ella y a su familia que la enfermedad se había activado una vez más, por lo que la opción más viable para hacer frente a su padecimiento era el transplante de médula ósea, para la cual sólo tiene 20 días para juntar un millón de pesos para costear los gastos hospitalarios de ella y de su hermano donante, los medicamentos post operación y que por fin su cáncer desparezca.

"Si nos pasamos del tiempo (20 días), el transplante dejaría de ser opción porque ya mi estado iría en decadencia, por eso es que por favor, lo que más se pueda mover, poder llegar a la meta, para que el tratamiento ya sea el final de esta historia", agregó.

El camino: Laura tiene 28 años y es administradora de empresas, aún con su padecimiento labora para diversas empresas de San Luis Potosí; sin embargo, desde hace un año debió dejar el trabajo "godín" como, ella le dice, por su misma enfermedad.

Desde entonces, comenzó a tomar clases de yoga, que la mantiene tranquila y le ha dado aún más fuerzas para continuar, ámbito que le permite seguir trabajando como maestra de yoga y apoyo en la administración de un centro de yoga. Sin embargo, ese ingreso no es suficiente para cubrir con el monto elevado que requiere para su cirugía.

Es por eso que el pasado miércoles 15 de junio, inició en redes sociales una campaña de solidaridad para conseguir donaciones al número de tarjeta 4152313963597419 de BBVA a su nombre, en donde además etiquetó al gobernador del estado, Ricardo Gallardo Cardona, para poder conseguir el millón de pesos, pues a lo largo del tiempo su seguro de gastos médicos llegó al tope, así como la economía de su familia ha ido decayendo.

"Nunca nos imaginamos que iba a ser una historia tan larga, entonces al principio era mucha fe, mucha fuerza pensando que iba a ser un momento de ocho meses que duró, la recaída en la parte emocional y económica ha sido muy dura", dijo.

Desde ese día, su publicación en redes sociales se volvió viral y dijo haber recibido diversas donaciones de personas que incluso no conoce, a las cuales les agradeció de corazón el apoyo, pues además algunas otras personas emprendedoras y comercios locales le han ofrecido servicios y productos para rifar y así llegar en menor tiempo a la meta.

Aunque Laura se mantiene muy positiva de lograr recaudar el dinero para su transplante, en caso de no conseguirlo, su siguiente alternativa de tratamiento es una quimioterapia llamada ICE, las siglas derivan de los medicamentos: ifosfamida, carboplatino y fosfato de etopósido, mismos que atacan directamente el linfoma para eliminarlo de raíz, no obstante en este proceso también daña de manera severa a su organismo.

"Tiene demasiados efectos secundarios por lo que contrario al transplante, aniquila todo de forma muy dura, en lugar de tener más fuerza, va siendo más complicando. Va arrancando de raíz el linfoma, pero se lleva también a todo lo que hay en el organismo", explicó.

Asimismo volvió a hacer un llamado al gobernador del estado Ricardo Gallardo Cardona y a la presidenta del DIF, Estatal Ruth González Silva; a la sociedad potosina y a asociaciones que se puedan sumar a su causa y así salvar una vida.

"Les agradezco con todo el corazón, el apoyo de todas las maneras que se puedan imaginar y de verdad están transformando esto que jamás me imaginé. Pensé que iba a estar nerviosa, con mucho miedo y al contrario con cada compartida, donación, retribución de sus emprendimientos me dan mucha fe de que todo va a estar bien", concluyó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.