Cómo Laura Dern se jugó la carrera para ayudar a Ellen DeGeneres a salir del armario

La noche de pasado domingo 9, muchos se emocionaron cuando Laura Dern recogía su Óscar a Mejor Actriz Secundaria por Historia de un matrimonio y se lo dedicaba al legado recibido por sus padres, los actores Diane Ladd Bruce Dern. Y es que esta “princesa” de Hollywood arrastraba ya tres nominaciones a la estatuilla dorada (por El precio de la ambición y por Alma salvaje, además de por la cinta de Noah Baumbach), y quienes la vimos crecer a través de títulos tan memorables como Terciopelo azulCorazón salvajeJurassic Park –o, más recientemente, la nueva temporada de Twin Peaks, la serie Big Little Lies o la nueva versión de Mujercitas de Greta Gerwig–, no podíamos evitar estar 100% de su parte cuando se anunciaron las candidaturas.

Hace 23 años, la hoy oscarizada actriz interpretó a una abogada lesbiana que ayudaba a salir del armario a la protagonista de la serie Ellen. (Imagen: Mario Anzuoni, Reuters - Gtres / © Buena Vista Television)

Pero las cosas no siempre fueron tan brillantes para esta californiana de 53 años. Y es que, como bien ha recordado el periodista Juan Arcones en un hilo de Twitter, hace una década Laura estuvo en la “lista negra” de Hollywood y fue descartada en numerosos proyectos de envergadura:

A pesar de enorme éxito que tuvo Jurassic Park, a mediados de los 90 Dern optó por explorar proyectos más independientes e incluso arriesgados… como estaba a punto de serlo la sitcom noventera Ellen, protagonizada por Ellen DeGeneres entre 1994 y 1998. Y es que en el histórico capítulo de dos partes titulado “El episodio del cachorro”, que se emitió en 1997, Laura interpretaba a Susan, una productora lesbiana que confiesa a Ellen su condición homosexual y confronta a la protagonista con su propia represión sexual… hasta que, en la segunda parte, Ellen acaba admitiendo ser lesbiana (frente a un micrófono de megafonía encendido).

Mucho antes de sucesoras como Will & Grace, aquella serie ofreció en directo y a 42 millones de espectadores la primera escena televisiva en la que el protagonista salía del armario. Para más inri, tengamos en cuenta que por entonces no se sabía públicamente que la actriz Ellen DeGeneres era lesbiana. De hecho, la primera vez que la actriz propuso a ABC emplear la ficción para declarar su homosexualidad, la cadena le respondió: “Que [Ellen] se compre un cachorro, pero que no diga que es lesbiana”. De ahí, por cierto, el irónico título del episodio en cuestión…

La emisión del capítulo desató instantáneamente una controversia mediática como hacía tiempo que no se vivía. Mientras la Asociación de Familias Americanas presionaba a los anunciantes para que retirasen la publicidad (cosa que algunos hicieron) y los sectores más conservadores criticaban duramente a la serie, a los responsables de ABC y, especialmente, a sus protagonistas, Ellen se convertía en portada de la revista TIME con el eslogan: “Sí, soy gay”. La cadena, por su parte, pasó de apoyar su serie y emitirla en su horario habitual, a retirarla de la parrilla en la siguiente temporada. Por supuesto, otros grupos apoyaron a la actriz y cómica en su valiente decisión, y el saldo final de su salida del armario puede calificarse de enteramente positivo –no en vano desde 2003 presenta uno de los talk shows más populares de la televisión estadounidense, The Ellen DeGeneres Show. Pero, ¿cómo afectó todo esto a la carrera de nuestra Laura Dern? Por desgracia, mucho más duramente.

En efecto, Laura tuvo que soportar graves críticas y acusaciones por su aparición en la serie, en parte debido al histórico legado actoral de la que se la consideraba depositaria. En una entrevista de 2007 que tuvo lugar precisamente en el show de Ellen (y con la que se conmemoraba el 10º aniversario del episodio, repitiéndose 10 años después), Dern aseguró que durante más de un año y medio no encontró trabajo por culpa de haber interpretado a Susan. Pero en otra entrevista con Vulture en 2019 llegó a revelar que incluso había recibido amenazas de muerte durante la grabación del episodio (teniendo que ser desalojada del plató por un aviso de bomba). Y a pesar de todo ello, aún se muestra agradecida por “la extraordinaria experiencia y oportunidad” de formar parte de un capítulo histórico que, según la propia Ellen “ayudó a mucha gente” e “inició muchas conversaciones importantes”.

Lo cierto es que a raíz de aquel episodio Laura inició una personal travesía del desierto que duraría casi diez años, y en la que su antaño prometedor estrellato sobrevivió a base de papeles secundarios en series y en películas independientes (y en otras no tan independientes, como Jurassic Park III, donde tuvo un conmovedor cameo). En 2006 se reunió con David Lynch (con quien había trabajado en Terciopelo azul y Corazón salvaje) para protagonizar la cinta experimental Inland Empire –por la que Lynch llevó a cabo una estrafalaria acampada junto a una vaca para hacer campaña a favor de la nominación de Dern en los Óscar. Algunos años después también nos alegraríamos al volver a verla en The Master, de Paul Thomas Anderson –pero ya nos empezábamos a preguntar qué demonios había sido de su carrera… y si nunca volvería a ser lo que fue.

Pero entonces, en 2017, Laura regresó pisando fuerte con sendos papeles en las series Big Little Lies Twin Peaks, a los que se sumaron el de la vicealmirante Amilyn Holdo en Star Wars: Los últimos Jedi. Aquel triplete devolvió la luz al nombre de Dern, que habiendo sobrepasado los 50 veía un sinfín de puertas nuevas abriéndose frente a ella –las más recientes, el oscarizado papel de la abogada en Historia de un matrimonio y el de Marmee March en Mujercitas. Sin miedo a equivocarnos, podemos concluir que los tiempos de listas negras quedan ya muy atrás y que Laura vuelve a encontrarse en sintonía con el gran público… como siempre debió ser.

Ahora solo esperamos ansiosamente volver a verla como la doctora Ellie Sattler en Jurassic World 3 –la sexta entrega de la saga que dirigirá el guionista Colin Trevorrow (Jurassic World) y cuyo estreno se espera para el 11 de junio de 2021.

Más historias que te pueden interesar: