Los latinos se quejan de desigualdad cuando se tratan de cáncer

Agencia EFE
·2  min de lectura

Miami, 23 feb (EFE News).- Los pacientes latinos de cáncer reportan más que los blancos no hispanos y los afroamericanos experiencias negativas con su equipo de oncología, según una encuesta publicada este martes.

El 67 % de los pacientes, sobrevivientes y cuidadores latinos indicaron que tuvieron que pasar por algún mal momento, ya fuera porque el personal médico tenía ideas preconcebidas sobre ellos o su situación financiera o experimentaron dificultades para encontrar respuestas a sus preguntas.

Esta situación contrasta con el 63 % de afroamericanos que reportaron situaciones similares o el 43 % de los encuestados blancos no hispanos, según datos de National Comprehensive Cancer Network (NCCN), American Cancer Society Cancer Action Network (ACS CAN) y National Minority Quality Forum (NMQF).

En el caso de los profesionales de oncología, dos de cada tres de los encuestados consideraban que los pacientes no blancos experimentaron peores resultados en la atención del cáncer y un tercio opinó que este tipo de pacientes recibió una "atención de menor calidad o una comunicación poco efectiva".

Por estos motivos, los tres grupos sugirieron cambios en políticas y prácticas para mejorar la equidad en el tratamiento del cáncer.

Las recomendaciones, desarrolladas por un grupo de 17 expertos nacionales que representaban a pacientes y activistas, cuidadores, proveedores de atención en salud, investigadores y a la industria, abordan de manera directa la forma en que los sistemas médicos en Estados Unidos a menudo fallan de forma desproporcionada a los pacientes de grupos minoritarios.

"El racismo existe en Estados Unidos e impacta en todas las esferas, incluyendo la comunidad médica. Un método probado que ayuda a mejorar la equidad es implementar la atención acorde a pautas", dijo Robert W. Carlson, director ejecutivo de NCCN, por lo que presentaron las recomendaciones.

Esta situación es especialmente delicada, dado que, como comentó Lisa Lacasse, presidenta de ACS CAN, las comunidades de color presentan tasas más altas de cáncer y tienen menores probabilidades que las de otros grupos de obtener un "diagnóstico temprano o de recibir un tratamiento óptimo".

Entre las recomendaciones se incluye la capacitación para los empleados médicos, disponer orientadores del paciente o trabajadores que hablen las lenguas maternas de los pacientes y ofrecer horarios flexibles para las citas de evaluación y tratamiento.

Instaron además a eliminar barreras a la participación en pruebas clínicas y ofrecer recursos a centros universitarios históricamente de grupos minoritarios para fomentar una fuerza laboral sanitaria más diversa y financiar campañas de información sobre la prevención del cáncer, entre otros.

(c) Agencia EFE