Beneficiarios de TPS y DACA reciben con llantos y esperanza triunfo de Biden

Agencia EFE
·4  min de lectura

Nueva York, 7 nov (EFE News).- La victoria del demócrata Joe Biden ha llenado de esperanzas a muchos beneficiarios del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y del Estatus de Protección temporal (TPS), que recibieron con lágrimas o aplausos su triunfo en las urnas.

"Lo primero que hice fue gritar con esa emoción, con esas ganas, abrazar a mi familia, y llamar a mis padres. Estaba en juego mi vida y la de mis hijos", comentó a Efe Eliana Fernández, recipiente de DACA, que se encontraba en su hogar con sus hijos de 13 y 8 años cuando fue informada del triunfo de Biden.

"Hoy es un día histórico y me siento emocionada. Esto ha significado tanto para mi porque he derramado tantas lágrimas en los últimos 4 años", señaló Fernández aún emocionada, y recordó el terror a ser deportada luego de que el presidente Donald Trump pusiera fin al DACA, que creó en 2012 el presidente Barack Obama, y ser separada de su familia.

La emigrante ecuatoriana, que llegó a Nueva York hace 18 años, es una de 650.000 jóvenes conocidos como soñadores y una de las que demandó a la Administración Trump en la Corte Suprema del país para evitar que terminara con el programa DACA que les ha permitido trabajar legalmente, conducir, viajar y no ser deportados.

Lo demandantes se apuntaron una victoria luego de que el Supremo mantuviera el programa que desde hace ocho años les ha protegido.

COMIENZO DE UNA NUEVA ERA

Asegura que con el triunfo de Biden el presidente más votado en la historia del país- se pone fin "a una administración racista y comienza una nueva era".

Fernández, de 31 años, organizadora comunitaria con Se Hace Camino Nueva York recuerda que el triunfo del candidato demócrata es el resultado del arduo trabajo de los diversos grupos comunitarios durabte los pasados cuatros y para registrar y movilizar votantes.

"Estos cuatro años han sido muy difíciles no sólo para los recipientes de DACA sino para toda la comunidad inmigrante en general por todos esos ataques que hemos recibido de la Casa Blanca el presidente y uno de ellos, cuando decidió terminar el DACA", señaló además Fernández.

"Hoy el sol salió para todos", afirmó esperanzada Fernández, que celebrará junto a su familia con una cena la noticia que esperaron por mucho tiempo.

La estudiante boliviana Luz Chavez que reside en Maryland, y acogida también al TPS, asegura que tampoco pudo evitar las lágrimas durante una manifestación en Washington DC para exigir que cada voto fuera contado. Allí se enteró de la noticia y celebró con todos.

"Por mi, por mi hermana que también tiene DACA y por mis padres que son indocumentados. Es una gran victoria para nuestra familia sin Trump", afirmó la joven que el próximo año se graduará de ciencias políticas y socilogía. y que fue traída a este país cuando tenía cuatro años.

La joven de 23 años destacó además que es un gran triunfo del poder latino en las urnas, del trabajo de las organizaciones comunitarias para registrar votantes hispanos y llevarlos a las urnas.

LOS TEPESIANOS FELICES

Para los beneficiarios del TPS también fue un día de celebración y aunque más animados y esperanzados en su lucha para que este programa sea restablecido, saben que el triunfo de Biden no les asegura por sí solo que eso será posible fácilmente.

"Estaba conduciendo y me estacioné a una orilla para escuchar la noticia y todos comenzaron a aplaudir y a recibir mensajes en sus móviles", dijo por su parte a Efe el salvadoreño Julio Pérez, que desde el 2001 está acogido al TPS y que conduce el autobús de beneficiarios de ese programa que recorren el país en busca de apoyo y que llegó el viernes en la noche a .Nueva York.

"Sé que el pueblo estadounidense buscaba un cambio y llegó. A los tepesianos (acogidos al TPS) por lo menos se nos ha caído al menos la mitad de la presión que sentíamos sobre los hombros, no porque nos vayan a dar la residencia, sino porque por lo menos tenemos la posibilidad de ser más escuchados, de poder halar con ellos", indicó.

Pérez, que llegó a Nueva York en 1994 esta acogido al TPS, que les permite vivir y trabajar legalmente sin ser deportados, desde el 2001 luego de dos terremotos que devastaron su país y asegura que fueron cuatro años de incertidumbre.

"Nuestra lucha ahora tomará más fuerza", destacó y señaló además que evalúan sus planes para acudir con su bus hasta la residencia de Joe Biden en Delaware para recordarle que cumpla su promesa de restaurar el TPS en sus primeros cien días.

(c) Agencia EFE