Latinos quieren vacunarse pero persisten las barreras y desconocimiento

·2  min de lectura

Nueva York, 13 may (EFE News).- Los latinos quieren vacunarse pero un gran número de ellos, en particular los de escasos recursos económicos, los que no tienen seguro médico o son indocumentados, no lo hacen por temor a perder su empleo, recibir una factura o que no esté accesible en un lugar confiable o cerca de su casa, según una encuesta dada a conocer este jueves.

Un estudio de la Fundación Kaiser refleja que el 64 % de los latinos teme perder su empleo por los efectos secundarios tras ser vacunados, comparado con el 41 % de los blancos y el 55 % de los afroamericanos en la misma situación.

Asimismo, más de la mitad de los que trabajan y que aún no están listos para vacunarse dijeron que están inclinados a recibir el compuesto si su patrono les paga el tiempo que perderán por ir a recibirlo así como el que emplearán para recuperarse de los eventuales efectos secundarios.

Otro temor, en particular entre los inmigrantes, es que se les requiera algún documento de identidad o número de seguro social para acceder a la vacuna.

De acuerdo con los entrevistados, el 56 % de los hispanos que ya se vacunaron dijeron que se les pidió proveer de una identificación emitida por el Gobierno para su primera dosis y a un 15 % se le pidió su número de seguro social.

Igualmente, los resultados apuntan a que otra barrera en la baja tasa de vacunación se debe en gran medida a la poca información sobre el costo y acceso a la vacuna.

Una gran parte de los que no se han vacunado, particularmente los indocumentados, no están seguros de si son elegibles para la vacuna o dijeron que no tienen información acerca de cuándo y dónde la pueden obtener, según el estudio. Al menos la mitad no sabía que las vacunas son gratis y que todos los adultos son elegibles, sin importar su estatus migratorio.

Los resultados de la encuesta mostraron además que los latinos sí desean vacunarse e incluso a niveles más altos que los blancos o los afroamericanos.

Uno de tres adultos latinos que todavía no se ha vacunado dijo que quiere el preparado "lo más pronto posible", lo que equivale a dos veces más que los blancos, con un 16 %, y que los afroamericanos, con el 17 %.

La cifra contrasta con el 17 % de los latinos que dijo que no se vacunaría, comparado con el 34 % de los blancos y el 26 % de los afroamericanos que respondieron igual.

Cerca de un 47 % de los hispanos entrevistados había recibido al menos una dosis de la vacuna, comparado con el 60 % de los blancos y 51 % de los afroamericanos.

Un 48 % de los hispanos consultados aseguró que la pandemia impactó su situación financiera, el 44% de los afroamericanos dijo lo mismo mientras que la cifra para los blancos fue del 36 %.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.