Latinos buscan proteger y ampliar su huella en el Conejo Municipal

·3  min de lectura

El lunes, los regidores latinos reclamaron proteger y quizá expandir su representación en el Concejo Municipal en la próxima reasignación de distritos basada en los nuevos números del censo.

Con la lucha política de una vez por década por los límites de los distritos a punto de ponerse en marcha y establecer la composición racial de los 50 distritos que se dirigen a las elecciones de 2023, los miembros del Caucus Latino presentaron su caso.

La población negra de Chicago ha estado disminuyendo y el número de latinos ha aumentado durante años. Gilbert Villegas (D-36) presidente del Caucus Latino del Concejo Municipal, dijo que él y sus colegas pedirán límites a los 50 distritos que reflejen “los datos de población y la Ley de Derechos Electorales”.

Aunque Villegas no diría que quiere ver más distritos de mayoría latina que los 13 actuales, las cifras del censo probablemente lo ayudarán a él y a sus colegas del caucus a defender ese argumento.

“Queremos establecer nuestros principios desde el principio, que es importante que sigamos los datos y la ley al establecer este mapa”, dijo Villegas. “Sólo queremos asegurarnos de que los datos nos guíen, para que los habitantes de Chicago estén representados de manera justa”.

Sin embargo, no es tan simple como señalar los números. Después del censo de 2010, la reasignación redujo el número de distritos de mayoría negra en solo uno a pesar de una caída de población negra más precipitada en toda la ciudad.

La ciudad no obtendrá datos oficiales de la Oficina del Censo de EEUU del recuento de 2020 hasta finales del verano o principios del otoño, meses más tarde de lo habitual. Pero los regidores podrán comenzar a presentar sus propuestas en la sala de mapas de la ciudad a finales de este mes.

Eso significa que el proceso para intentar aprobar un mapa a finales de este año será más comprimido y frenético de lo habitual.

Si al menos 10 concejales votan en contra del plan de reasignación presentado por los concejales al Concejo Municipal, eso desencadena un referéndum en el que los votantes de Chicago pueden considerar planes en competencia.

Los mapas anteriores se han elaborado entre concejales en acuerdos secretos. A principios de 2012, el consejo aprobó un plan de mapa 41-8, menos de dos horas después de que los miembros del consejo dieran los toques finales a una versión que podría superar el umbral de votación.

Villegas dijo que los regidores también están mejor posicionados para resolverlo esta vez. “Es parte del proceso legislativo y estamos seguros de que podemos hacerlo”, dijo.

Actualmente hay 20 concejales negros en el consejo y 18 distritos de mayoría negra. Jason Ervin (D-28) presidente del Caucus Negro, dijo que espera proteger a los barrios de mayoría negra y anticipa que los concejales podrán llegar a un acuerdo sobre un mapa.

“Creo que todos vamos a unirnos y pensar en algo”, dijo.

Mientras tanto, la Comisión Consultiva de Redistribución de Distritos del Distrito de Chicago se ha propuesto dibujar su propio mapa. La organización está llevando a cabo reuniones en toda la ciudad para obtener comentarios de los residentes, y dice que los ciudadanos deben dictar la apariencia del mapa para garantizar una representación justa.

El grupo espera que al menos 10 concejales voten por su plan y desencadenen el referéndum.

Incluso si el consejo aprueba el mapa con suficientes votos para evitar el referéndum, un grupo aún podría presentar una demanda desafiando los límites con el argumento de que no representan a los grupos minoritarios de manera justa o que las diferencias en la población de un distrito a otro violan el principio de un votante, un voto.

jebyrne@chicagotribune.com

—Este texto fue traducido por Octavio López/TCA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.