Latinoamérica muestra su devoción el Viernes Santo

Por THE ASSOCIATED PRESS

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Con los brazos levantados hacia el cielo, decenas de miles de haitianos subieron a un monte para rezar y tratar de renovar su espíritu en una de las muestras más grandes de fe durante el Viernes Santo en Latinoamérica.

Algunos levantaban sus pasaportes para pedir visas y otros querían amor o curar enfermedades. Otros más rezaban por la paz un día después de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas votara para poner fin a la operación de los cascos azules —algunos de los cuales han sido acusados de cometer abusos sexuales— luego de 13 años en el país.

En Bolivia, cerca de 200 artistas trabajaban en esculturas de arena inspiradas en las parábolas y la vida de Jesús. Las grandes figuras en el Arenal de Cochiraya, a las afueras de Oruro, incluían a Cristo en la cruz y un soldado romano.

En Brasil, en la ciudad histórica de Pirenópolis, se realizaba la tradicional representación de la crucifixión con actores de todas las edades, incluida una niña que veía atónita el momento en el que Jesús era condenado por Poncio Pilato.

En México, en la ciudad sureña de Taxco, las conmemoraciones comenzaron desde la noche del jueves y hasta la madrugada del viernes. En éstas, los penitentes cargaban bultos espinosos, arrastraban cadenas y se daban latigazos para acercarse a Dios. La tradición llegó de España y data de la época de la colonia.

En Antigua, Guatemala, los feligreses quemaban incienso durante una procesión en la tarde a través de las calles. Cientos de procesiones se llevan a cabo en todo el país durante la Semana Santa.

Por otro lado, en Paraguay, un grupo de fieles llamados "Estacioneros" cantaban en los festejos del Viernes Santo en el poblado de Tañarandy, al sur de Asunción. Esta celebración es una expresión del sincretismo entre la cultura local y las tradiciones católicas.

La Semana Santa conmemora los últimos días de vida terrenal de Jesucristo, culmina con la crucifixión el Viernes Santo y su resurrección el Domingo de Pascua.