Latino enfrenta 30 años de cárcel por fraude con subsidios por covid-19

Agencia EFE
·3  min de lectura

Los Ángeles, 26 ene (EFE News).- Un empresario latino de Los Ángeles enfrenta una sentencia de hasta 30 años de cárcel tras aceptar su culpabilidad por obtener préstamos empresariales de subsidio por la crisis de la covid-19 por más de un millón de dólares con información falsa, informó este martes la Fiscalía.

Raymond Magaña, de 40 años y residente de Santa Clarita, se declaró culpable de un cargo de fraude relacionado con beneficios por desastre mayor por obtener préstamos del Programa de Protección de Nóminas (PPP), informó Ciaran McEvoy, portavoz de la Fiscalía del Distrito Central de California.

Según se estableció en su acuerdo de culpabilidad, en mayo y junio de 2020 Magaña presentó solicitudes bancarias para préstamos PPP que contenían “afirmaciones falsas sobre el número de empleados y el valor de los pagos de nóminas”, detalló McEvoy en un comunicado.

Así, el 3 de junio de 2020, el empresario presentó una solicitud de préstamo al Customer’s Bank por un valor de 940.416 dólares en nombre de The Building Circle LLC, una compañía registrada a su nombre. En la documentación, Magaña informó falsamente que la empresa mantenía un valor de nómina mensual de 376.167 dólares por el pago a sus 40 empleados.

Adicionalmente presentó información falsa de impuestos que reportaba más de 4,4 millones de dólares pagados por nómina en 2019 y 852.000 por ese concepto en el primer trimestre de 2020.

El 4 de julio de 2020, según la investigación, The Building Circle recibió más de 940.000 dólares aprobados por su solicitud.

No obstante, ni en los registros del Departamento de Desarrollo del Empleo de California ni del Servicio Interno de Recaudación (IRS) figuraba ningún pago de la empresa a empleados y la documentación no incluía una lista de trabajadores relacionados con la empresa, según la acusación criminal.

La investigación igualmente encontró que una dirección que Magaña había presentado para su empresa en Pico Rivera correspondía en realidad a una vivienda familiar.

El acusado también presentó otra solicitud de préstamo PPP por valor de 360.415 dólares a nombre de Forward Builders LLC, utilizando documentos falsos de impuestos donde alegaba el pago de 1,73 millones de dólares en nóminas.

Este préstamo igualmente fue aprobado y desembolsado. No obstante, el gerente del banco congeló las cuentas de Magaña por sospecha de actividad ilícita y el acusado no pudo retirar el valor total de los préstamos.

Así, según la acusación de la Fiscalía y lo aceptado por Magaña, el total de pérdida por los dos préstamos fue de 360.415 dólares.

En diciembre 2020, Steven Goldstein, de 36 años y socio de negocios de Magaña, se declaró culpable de haber obtenido fraudulentamente 655.000 dólares en préstamos PPP.

La sentencia para Goldstein está fijada para el 30 de marzo y la de Magaña para el 11 de mayo.

Los préstamos PPP, destinados para pago de nóminas, arrendamiento y otros costos de operación de pequeños negocios, fueron aprobados como parte del programa CARES para ofrecer ayuda financiera “a millones de estadounidenses que están sufriendo los efectos económicos resultado de la pandemia de la covid-19”, señaló la Fiscalía.

(c) Agencia EFE