Lasso quiere acuerdos de libre comercio con las primeras 10 economías del mundo

·4  min de lectura

Quito, 9 sep (EFE).- El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, mira a las primeras diez economías del mundo dentro de una estrategia comercial que tiene como prioridad el ingreso de su país a la Alianza del Pacífico, en línea con una visión de integración latinoamericana que pasa por "la inversión y el comercio".

"Nuestro objetivo es muy claro: Suscribir acuerdos de libre comercio con las diez economías más grandes del mundo al menos. Esto incluye a EE.UU., China, Japón, Corea del Sur y también el grupo de Euro-Asia", aclaró el mandatario en una entrevista con Efe celebrada este jueves en el palacio presidencial de Carondelet, en Quito.

Al reseñar que la economía ecuatoriana es en cierta medida complementaria de la estadounidense o china, resumió con la frase de "más banano en el mundo son más empleos en el Ecuador", su política comercial de cara al exterior.

"Desde mi punto de vista, el comercio y la inversión son dos elementos fundamentales para un proceso de integración dentro de América Latina, y de América Latina con el mundo", apostilló.

LA ALIANZA DEL PACIFICO UNA PRIORIDAD

Desde que asumió la Presidencia el 24 de mayo, Lasso, guayaquileño de 65 años, ha viajado en cuatro ocasiones al extranjero para visitar a sus vecinos Colombia y Perú, para someterse a una intervención quirúrgica en EE.UU., y recientemente a México, a donde tiene previsto retornar en dos semanas para una cumbre de la CELAC.

"Mi prioridad es el ingreso del Ecuador a la Alianza del Pacífico para poder generar oportunidades de comercio y de inversión", declaró el mandatario, quien ve a la nación azteca como puerta de entrada en esa iniciativa regional conformada también por Chile, Colombia y Perú.

Ecuador mantiene acuerdos económicos con estos tres países y se encuentra en proceso de incorporación a la Alianza, por lo que la venia comercial de México, que espera obtener antes de fin de año, se torna crucial para su ingreso como socio de pleno derecho a ese bloque considerado la octava economía mundial.

En el ámbito regional Ecuador ostenta la Presidencia de turno de la Comunidad Andina (CAN), que reúne además a Bolivia, Colombia, y Perú, una plataforma desde la que el Gobierno de Lasso pretende darle un nuevo impulso a lo comercial más allá de lo político.

"Pienso que hacia esa línea también deberemos impulsar la CAN, a efecto de que la Comunidad Andina de Naciones fortalezca estos criterios, estos conceptos de inversión y comercio", recalcó.

LA DIPLOMACIA DE LAS VACUNAS

El presidente resaltó de sus primeros cien días de Gobierno que ha logrado llevar a cabo "la más grande movilización logística" de los últimos tiempos en Ecuador, gracias al apoyo en vacunas por parte de varios países.

"Lo que ha funcionado es una estrategia diplomática que yo di en llamar la 'diplomacia de las vacunas', que no es sino un contacto directo, frontal, permanente, con países amigos como EE.UU., China, Rusia, el apoyo de España y de Canadá", dijo.

Detalló que Washington donó alrededor del 10 % de las vacunas requeridas, mientras que Pekín proporcionó el 65 %, el principal peso internacional para lograr que el 75 % de la población ecuatoriana mayor de 16 años estuviera vacunada en los primeros 100 días de su Gobierno, su emblemática promesa electoral.

También puso de manifiesto que analiza la posibilidad de fabricar vacunas anticovid-19 en Ecuador, presumiblemente con la ayuda de China, o de Rusia, como segunda opción estratégica.

REGULARIZACIÓN DE VENEZOLANOS

El presidente reiteró su intención de regularizar la situación de cerca de 450.000 venezolanos en el país gracias a un plan que va más allá de una medida migratoria porque busca la incorporación de los migrantes a la sociedad ecuatoriana mediante trabajo y educación.

"Es un plan que obedece a razones humanitarias, estamos trabajando con organismos internacionales y vamos a pedir ayuda, porque Ecuador no puede atender solo a estos 430.000 o 450.000 venezolanos", aseguró.

En el plano social, recordó que pese a que sus políticas puedan levantar ampollas entre algunos sectores, cuenta con el respaldo a su gestión del 74 % de la población (a fines de agosto) y que su cometido es acabar con la pobreza y la desnutrición infantil que laceran a la nación andina.

"Lo que tenemos que hacer no es lo que Guillermo Lasso quiere para el Ecuador, no es lo que un dirigente indígena, social o laboral quiere hacer para el Ecuador -abundó-, lo que tenemos que hacer todos juntos es lo que le conviene al Ecuador, y le conviene lograr grandes crecimientos económicos para poder sacar de la pobreza a ese 34% de ecuatorianos".

Ante algunos análisis que apuntan a que la pandemia ha provocado una crisis social en Ecuador que podría derivar en una masiva salida de ecuatorianos al exterior, Lasso consideró que la situación actual "es distinta a la de inicios de este siglo".

"Tenemos que atenernos a los números. En 1999 y 2000 la migración superó los 500.000 ecuatorianos saliendo al exterior. Ahora, en el caso de México, se habla de cerca de 70.000 ecuatorianos que intentaron cruzar la frontera con Estados Unidos, de los cuales han sido devueltos aproximadamente 60.000. Por lo tanto, no creo que son comparables (las cifras)", concluyó.

Elías L. Benarroch y Daniela Brik

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.