Lasso se encomienda al libre comercio para recuperar la economía de Ecuador

Santiago PIEDRA SILVA
·4  min de lectura
Candidato presidencial ecuatoriano Guillermo Lasso en entrevista con la AFP en Colta

Guillermo Lasso remozó su imagen de cara al balotaje del domingo en Ecuador. Pero sus pantalones vaqueros, camisas de colores juveniles y zapatos deportivos difícilmente ocultan al candidato tradicional que promete estrechar la cooperación con Estados Unidos, poner la deuda a raya e impulsar el libre comercio.

Lasso, de 65 años, demoró en incursionar en la política. Antes de hacerlo fue banquero, un pasado que sus detractores usan para acusarle de la crisis bancaria que golpeó al país a finales de los 90.

Sin embargo, el derechista presenta su experiencia en finanzas como prueba de sus habilidades para sanear la maltrecha economía ecuatoriana sin salir de la dolarización ni tensar la cuerda con el FMI, que aprobó un préstamo de 6.500 millones de dólares a cambio de un compromiso de austeridad.

En su lucha codo a codo por el sillón presidencial con el izquierdista Andrés Arauz, de 36 años, marcha segundo según encuestas. De ganar el balotaje, concretaría en el tercer intento su anhelo de convertirse en presidente.

En sus dos décadas en la política se ganó el título de líder del anticorreísmo por su feroz oposición al expresidente socialista Rafael Correa (2007-2017). En su campaña, sin mencionar al exmandatario, plantea un escenario de caos ante una eventual victoria de Arauz, cercano al exmandatario.

De andar lento debido a una lesión en su médula espinal por una mala práctica médica, Lasso, miembro del Opus Dei, visita iglesias por donde recorre.

Antes de acudir a la Balbanera, el primer templo católico de Ecuador fundado en 1534, Lasso acepta hablar con la AFP sobre sus planes económicos, democracia y relaciones internacionales.

Pregunta: ¿Cómo será su relación con el FMI?

Respuesta: Excelente no sólo con el Fondo Monetario sino con el Banco Mundial, con el BID, con la CAF porque el Ecuador es un país pequeño que se encuentra en crisis y que necesita la ayuda de todos los gobiernos y de todos los organismos multilaterales de crédito que comprendan las necesidades de nuestro país.

- "Ni moratoria ni renegociación" -

P: ¿Renegociará el acuerdo de austeridad?

R: Más que renegociar, habrá puntos como por ejemplo no subiremos el IVA (de 12% a 15%). Si el Fondo tiene previsto un acuerdo previo (sobre esa alza), pues ese será un punto a cambiar.

P: ¿Cómo manejará la deuda externa?

R: La deuda en general (externa e interna) en Ecuador es muy abultada, estamos hablando de casi un 70% del Producto Interno Bruto. Si queremos solucionar el problema de la deuda, tenemos que administrar bien la economía, apuntar en el mediano plazo a déficit cero para no tomar más deuda.

En los próximos cuatro años de mi gobierno no habrá vencimientos, por lo tanto no cabe la posibilidad ni de moratoria ni de renegociación.

P: ¿Qué planea para la recuperación económica?

R: Ecuador tiene que formar parte de la Alianza del Pacífico, de pleno derecho y de la manera más urgente posible.

Nuestra meta será crear dos millones de empleos en los próximos cuatro años de gobierno y de esa manera tendremos a más de cinco de cada diez ecuatorianos trabajando.

- Ayuda estadounidense -

P: ¿Cuál será su política frente al narcotráfico?

R: Vamos a necesitar el apoyo de los Estados Unidos, nuestro principal socio comercial. Buscaré una mayor cooperación para la lucha contra las mafias transnacionales, especialmente las del narcotráfico.

P: ¿Cuál será su posición frente a la situación en Venezuela?

R: Siempre lucharemos por la democracia en la región. Impulsaremos todos los esfuerzos para que los países se gobiernen por gobernantes democráticos, en un ambiente de libertad. Jamás al totalitarismo.

P: ¿Qué opina sobre despenalizar el aborto y permitir la adopción de hijos por parte parejas LGBTI?

R: Tengo una posición personal (antiaborto), pero como presidente del Ecuador deberé reconocer que hay 17 millones de ecuatorianos con diversas maneras de pensar. Respetaré esas formas de pensar.

P: ¿Caben acuerdos con el correísmo para la gobernabilidad?

R: Yo no descarto un acuerdo con ningún ecuatoriano que actúe de buena fe, que comprenda que está por delante un gran objetivo que es sacar adelante el país.

Si mañana Correa comprende eso y quiere ser parte de una gran alianza nacional en función de los más caros intereses del país (...) encantado.

P: ¿Cuál es su posición ante el medio ambiente y los indígenas?

R: Primero está el cuidado del agua, de la naturaleza, de la vida. Sobre el petróleo y la minería, el Ecuador tiene recursos que los está explotando, pero tendremos el cuidado de llevar a cabo remediación ambiental.

Para los sectores indígenas, mi respeto a la cultura, a las costumbres. Vamos a crear una subsecretaría de Salud indígena, también vamos a fortalecer la educación multicultural bilingüe.

P: ¿Tras dos derrotas electorales en línea, será su última campaña presidencial?

R: Voy a ganar, amigo.

sp/pld/vel/yow