Lasso busca en España comercio internacional e inversión privada

·4  min de lectura

Madrid, 4 nov (EFE).- Ecuador busca en España ampliar la apertura comercial internacional y facilitar la inversión privada local y extranjera con garantías jurídicas, según dijo este jueves su presidente, Guillermo Lasso, de visita oficial en el país, que entre su amplia agenda en estos tres días cuenta con reuniones como la que mantuvo hoy con empresarios españoles.

El presidente ecuatoriano llegó desde Glasgow, donde participó en la Cop26, a España con un programa marcado por las reuniones de alto nivel institucional como las que mantuvo con el rey de España, Felipe VI, y el jefe del Ejecutivo español, el socialista Pedro Sánchez.

Pero, sobre todo, la búsqueda de apoyos económicos eran claves en esta visita a España para la estrategia socioeconómica ecuatoriana.

"El Gobierno no tiene recursos ni una gran capacidad de endeudamiento. Por lo tanto, nuestro modelo de desarrollo se apoya mucho en el sector privado, buscamos alianzas público-privadas en el sector petrolero, minerales, telecomunicaciones, infraesfructuras, energías", incidió Lasso en un encuentro con empresarios españoles organizado por la Cámara de Comercio de España.

Según el Banco de Ecuador, en 2020 España se mantenía como segundo inversor extranjero con 230,9 millones de dólares ese año, un 20% del total, por detrás de Canadá.

También citó Lasso empresas públicas en las que el Gobierno quiere "desinvertir", como un banco comercial del Estado, que se prevé privatizar a mediados de 2022, "una gran oportunidad para inversionistas internacionales", aseguró y cifró en 30.000 millones de dólares las inversiones en los próximos cuatro años en el país.

"Este es un gobierno amigable para la inversión privada", sintetizó el presidente. Y el papel del Estado seguirá siendo el de la "protección social", precisó, por su parte, el ministro de la Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, Julio José Prado Lucio Paredes.

ÉXITO EN VACUNACIÓN Y EN INVERSIONES

Lasso calificó de "éxito" que la vacunación completa de la covid alcance ya a 10,3 millones de ecuatorianos (60,5 % de la población). Esto contribuye, destacó, a la recuperación social y la reactivación económica del país.

El tercer trimestre de este año, indicó, el producto interior bruto (PIB) creció cerca del 8 %, en comparación con igual período de 2020 y se crearon 275.000 empleos en cuatro meses, con el objetivo de dos millones en cuatro años.

El país se encontraba en mayo, recordó, con un déficit fiscal cercano al 4,5 % y una deuda pública del 63 % del PIB, explicó.

Por eso "queremos abrir las puertas -dijo Lasso- al sector privado, que venga y nos acompañe en toda esta aventura para duplicar la producción petrolera, ampliar la minera, aumentar la capacidad de generación de energía eléctrica, no solo hidroeléctrica, sino fotovoltaica, eólica y también en infraestructuras".

Ecuador pretende, en resumen, vender más productos en el extranjero y "convocar más inversión internacional" en el país.

En materia de seguridad jurídica, opinó que la entrada de Ecuador en el CIADI es un "mensaje claro" de que las controversias sobre inversiones extranjeras se puedan dilucidar en el marco del Banco Mundial.

También mencionó el interés del 5 % en dólares "sin ningún impuesto" por imposiciones dinerarias en bancos a un año o más.

BUENAS RELACIONES CON ESPAÑA

Además de la reunión con empresarios Lasso se reunió hoy con el rey de España, Felipe VI, con quien intercambió impresiones sobre el estado de la relación bilateral y otros asuntos de interés regional y posteriormente se sumaron las delegaciones de ambos países, informaron fuentes de la Casa Real española.

Por parte de España asistieron el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, y la embajadora en Quito, Elena Madrazo, mientras que con Lasso estuvieron el titular de Relaciones Exteriores, Mauricio Montalvo, y el de Producción y Comercio Exterior, Julio Prado.

La reunión, que se celebró el Palacio de la Zarzuela, residencia oficial del monarca, precedió a la que el mandatario ecuatoriano tuvo después con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

En sus contactos con el Gobierno español, Lasso también trató su reivindicación de que se suprima la exigencia de visados para los ecuatorianos que quieran entrar en territorio europeo Schengen para estancias cortas, como ya se aplica con Colombia y Perú, después del tratado de libre comercio firmado por los tres países con la UE.

El presidente ecuatoriano, exbanquero de 65 años, es el primer gobernante conservador del país andino desde 2003 y en sus primeros meses de gestión se elevó el malestar social debido al agravamiento de la crisis económica que ya padecía Ecuador desde 2019 como consecuencia de la pandemia y del alza del precio de los combustibles.

Recientemente, el mandatario apareció en los llamados papeles de Pandora, lo que abrió un nuevo frente de desgaste al presidente, que defiende su imagen y asegura no tener propiedades en paraísos fiscales.

Lasso se ha marcado como meta poner en marcha varias reformas en el plano económico, fiscal y laboral, que han provocado movilizaciones callejeras.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.