Vuelos 'burbuja' sin Covid, el último intento de las aerolíneas

Jaime Quirós
·3  min de lectura

Al sector de la aviación le está costando volver a echar el vuelo. Restaurar el tráfico aéreo se está convirtiendo en una tarea más que complicada. Las restricciones de movilidad o el distanciamiento social derivado de la crisis sanitaria han provocado una reducción significativa de la demanda de vuelos. La situación sigue deteriorándose, con menos vuelos previstos, más rutas canceladas y millones de empleos en el aire.

Aviones vacíos o aeropuertos desérticos son algunas de las imágenes más insólitas que deja la pandemia. Lejos aún de encontrar la solución definitiva –que solo nos proporcionará la vacuna– , hay quien plantea alternativas que podrían ayudar a reactivar a este sector tan castigado.

Airbus A380 in flight
En el momento en el que se presenta una prueba negativa, se activa la tarjeta de embarque y, solo así, el pasajero tiene acceso a la puerta correspondiente. Foto: Getty Creative.

Los aeropuertos de Múnich y Hamburgo, tan desesperados como las aerolíneas que operan en ellos, han diseñado una fórmula, en unión con la empresa de biotecnología Centogene y el centro de atención médica del Grupo Medicover, MVZ Martinsried, para ofrecer la prueba del Covid de antígenos gratuitamente, antes de algunos de sus vuelos.

Así pues, Lufthansa ha empezado a efectuar vuelos libres de Covid. La ruta elegida para implantar esta medida enlaza Múnich con Hamburgo de forma diaria, tanto de ida como de vuelta.

El LH2058, que sale de Múnich con destino a Hamburgo a las nueve y diez, ha sido el primer vuelo de prueba en transportar un cien por ciento de pasajeros negativos. Tanto los pasajeros como la tripulación se tuvieron que someter al test rápido y, en un plazo de entre 30 y 60 minutos, supieron los resultados que les permitía subirse a la aeronave.

Solo embarcas con un test negativo

Es en el momento en el que se presenta una prueba negativa, cuando se activa la tarjeta de embarque y, solo así, el pasajero tiene acceso a la puerta correspondiente.

Por otra parte, los pasajeros también pueden elegir presentar una prueba de PCR negativa realizada en las 48 horas previas a la salida. O bien, si no desean hacerse la prueba, se les ofrece la posibilidad de ser trasladados a otro vuelo alternativo sin ningún tipo de coste adicional.

La ventaja es que Lufthansa se encarga de todo el procedimiento de prueba sin costes ocultos o extras para el pasajero, simplemente deben registrarse con anticipación y un poco más de tiempo antes de la salida.

Aunque también hay que mencionar que en ningún momento la compañía determina la fiabilidad de los tests, que tienen además un índice de fallos relativamente importante. Y realmente tampoco las pruebas PCR pueden garantizar que el viajero no esté incubando el virus. Soluciones imaginativas para tiempos complicados y, detrás de todo, la necesidad de generar confianza y superar el bache. Aunque no a cualquier precio.

También de interés:

VIDEO | Este vídeo demuestra que las mascarillas con válvula solo son efectivas para el que la usa

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias