Las niñas nigerianas de Chibok dicen que Boko Haram las secuestró accidentalmente

Por Adaobi Tricia Nwaubani
El secuestro en masa de las más de 200 niñas nigerianas de Chibok -el mayor golpe del grupo yihadista Boko Haram- fue el resultado accidental de un robo fallido, dijeron las estudiantes que pasaron tres años en una brutal cautividad. En la imagen una página del diario de las niñas secuestradas en esta imagen tomada el 16 de agosto de 2017. THOMSON REUTERS FOUNDATION/Adaobi Tricia Nwaubani

Por Adaobi Tricia Nwaubani

ABUYA (Thomson Reuters Foundation) - El secuestro en masa de las más de 200 niñas nigerianas de Chibok -el mayor golpe del grupo yihadista Boko Haram- fue el resultado accidental de un robo fallido, dijeron las estudiantes que pasaron tres años en una brutal cautividad.

Las niñas de Chibok revelaron este hecho en los diarios secretos que escribieron mientras estaban prisioneras, de los cuales la Thomson Reuters Foundation ha obtenido en exclusiva una copia.

Recordando la noche de su secuestro en abril de 2014, Naomi Adamu describió en sus diarios que Boko Haram no había ido a la escuela de Chibok para raptar a las chicas, sino para robar maquinaria para la construcción.

Sin embargo, al verse incapaces de encontrar lo que estaban buscando, los militantes del grupo no supieron qué hacer con las estudiantes, lo que pronto generó discusiones entre ellos.

"Un chico dijo que nos deberían quemar a todas, y ellos (algunos de los otros guerrilleros) dijeron: 'No, llevémoslas a Sambisa (la base de Boko Haram en el bosque)... si las llevamos a Shekau (el líder del grupo), él sabrá qué hacer'", escribió Adamu.

Ella es una de las 220 chicas que fueron secuestradas de su escuela en la ciudad del noreste nigeriano de Chibok una noche de abril de 2014, un asalto que alcanzó relevancia internacional y que provocó una campaña en las redes sociales con la etiqueta #bringbackourgirls (#devolvedanuestrasniñas).

Liderado por la ex primera dama de Estados Unidos Michelle Obama -junto a muchas otras caras conocidas-, el movimiento alcanzó relevancia internacional y ayudó a que el Gobierno nigeriano negociase la liberación de las niñas.

Adamu estaba entre esas 82 niñas de Chibok liberadas por Boko Haram en mayo -otras 21 fueron puestas en libertad en octubre-. En la actualidad, permanecen en un lugar secreto en Abuya en lo que el Gobierno llama un "proceso de recuperación".

Otras han escapado o han sido rescatadas, pero se cree que unas 113 de ellas siguen en poder del grupo.

La autenticidad de los diarios, escritos por Adamu y su amiga Sarah Samuel, no ha podido ser verificada.