Las “mamadas” de Pablo Iglesias y otros lapsus de políticos para el recuerdo

Ni del ganador ni de las medidas anunciadas. De lo que más se habla tanto en la calle como en las redes sociales en las horas posteriores al único debate electoral antes de las generales de este 10 de noviembre es del lapsus de Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias, durante el debate electoral del 4 de noviembre. (Foto: Juan Carlos Hidalgo / EFE).

Haciendo alusión a la reciente sentencia que condena por abuso y no por agresión a los asaltantes de una mujer en Manresa, el candidato de Unidas Podemos confundió “mamadas” con “manadas”. Aunque rectificó inmediatamente, el error no pasó desapercibido en las redes sociales, donde aparecieron todo tipo de memes y de bromas.

El lapsus línguae de Pablo Iglesias en el debate electoral de este 4 de noviembre recuerda al de otros que han cometido diversos políticos. A muchos usuarios de las redes sociales les vino inmediatamente a la memoria el que perpetró José Luis Rodríguez Zapatero siendo presidente del Gobierno durante una rueda de prensa en Moncloa con el primer ministro ruso Medvedev.

El actual presidente y candidato del PSOE a las elecciones también tiene un lapsus para el recuerdo. En 2015, siendo líder de la oposición, se dirigió a la bancada del PP en el Congreso de los Diputados como “ustedes, miembros y miembros”, marcándose un Bibiana Aído, quien también dijo esa misma frase cuando era ministra de Igualdad con Zapatero. Pedro Sánchez intentó salir del paso explicando que era una broma.

Otro de los candidatos a las elecciones del 10N, Pablo Casado, también metió la pata cuando era vicesecretario de comunicación del Partido Popular. En una rueda de prensa, dijo que “la corrupción era la seña de identidad del PP”.

Aunque si hablamos de lapsus y de políticos, el que tiene una buena colección es Mariano Rajoy. El ex presidente del Gobierno dejó varias frases inolvidables, como la de “ETA es una gran nación”.

Durante el debate de investidura posterior a las elecciones de 2015, en el que Pedro Sánchez no alcanzó la mayoría suficiente para salir presidente, Mariano Rajoy se hizo un lío y afirmó: “Lo que nosotros hemos hecho, cosa que no hizo usted, es engañar a la gente”.

Seguramente la frase más célebre del que fuera presidente del Gobierno la pronunció durante un acto del PP en Benavente (Zamora) en diciembre de 2015 cuando habló de los vecinos y del alcalde.

No solo los políticos, tampoco el rey ha podido evitar cometer algún lapsus. El pasado mes de febrero, durante una entrega de premios en Madrid junto a Pedro Duque, Felipe VI confundió a la “ciencia” con la “reina” y no pudo evitar las risas, aunque salió del paso como pudo.

También salió airoso Aitor Esteban, diputado del PNV, cuando se le escapó “Bilbado” durante la investidura fallida de Pedro Sánchez en marzo de 2016.

Al igual que Pedro Sánchez y Bibiana Aído, Irene Montero metió la pata intentando utilizar un lenguaje inclusivo al soltar durante una rueda de prensa en el Congreso “portavoces y portavozas”. La frase se hizo tan célebre que la volvió a utilizar tiempo después.

“Hemos trabajado mucho para saquear a nuestro país adelante”, dijo María Dolores de Cospedal cuando era secretaria general del PP en 2015. Lo más curioso, es que ya había cometido ese mismo lapsus en 2012, aunque entonces habló de “saquear” Castilla-La Mancha, la comunidad de la que fue presidenta.

Al que quizá le traicionó el subconsciente fue a Juan Cotino, exconseller de la Comunidad Valenciana, que, tras salir de declarar ante el juez en 2014 por su implicación en varios delitos de corrupción, dijo: “Puedo haber metido la mano, lo he dicho mil veces, pero nunca la pata”. Lo mejor es su reacción al percatarse del error.

Han pasado ya 16 años, pero nadie ha olvidado el lapsus de Federico Trillo durante una visita a los destacamentos de varios países en Iraq en septiembre de 2003. El entonces ministro de Defensa proclamó tras un breve discurso: “¡Viva Honduras!”. El problema es que se estaba dirigiendo a unos soldados de El Salvador, como le advirtieron después los mandos militares.

Terminamos con otro curioso lapsus que se produjo en la precampaña electoral de los comicios de este 10 de noviembre. Lo cometió Guillermo Fernández Vara, presidente de Extremadura, durante un acto del PSOE en Cáceres. En pleno discurso pidió el voto para Felipe González, aunque rápidamente lo corrigió nombrando a Pedro Sánchez.

RelacionadoDoraemon, ‘trending topic’ durante el debate electoral gracias a Albert Rivera