¿Las embarazadas deberían dejar de usar el celular?

Ronnie Cohen

(Reuters Health) - Los hijos de las mujeres que utilizaron

el teléfono celular frecuentemente durante el embarazo eran más

propensos a ser hiperactivos que los niños de mujeres con un uso

no tan constante del dispositivo, de acuerdo con un nuevo

estudio.

La autora principal, Laura Birks, aclaró que no recomienda

que las embarazadas dejen de usar el celular. "Interpretaría

estos resultados con precaución y haría todo con moderación",

señaló Birks vía Skype.

Y dijo, además, que no podría decir si la radiación

electromagnética de los teléfonos u otros factores, como la

crianza, explicarían la relación entre el uso del móvil en el

embarazo y los problemas de conducta en los hijos.

Con su equipo analizó información de más de 80.000 pares de

madre e hijo de Dinamarca, España, Noruega, Países Bajos y

Corea. De ahí surgió evidencia de un aumento del riesgo de

problemas de conducta, en especial de hiperactividad, en los

niños de entre 5o y 7 años de las mujeres que más habían hablado

por teléfono durante el embarazo.

Como no existe un mecanismo biológico conocido sobre cómo la

radiación que emiten los celulares promovería la hiperactividad

de los hijos, los resultados son sorprendentes, según opinó

Birks, doctoranda de biomedicina del Instituto para la Salud

Mundial de Barcelona, en España.

La relación se mantuvo en cinco países y períodos.

Los hijos de las mujeres que atendían por lo menos cuatro

llamadas telefónicas por celular al día, o en una cohorte que

hablaba por móvil más de una hora por día, eran un 28 por ciento

más propensos a ser hiperactivos que los hijos de las mujeres

que hacían una o menos llamadas por día, aun tras considerar

factores como la edad materna, el estado civil y la educación.

Los datos correspondieron a intervalos entre 1996 y el 2011.

Sólo la primera cohorte de Dinamarca tenía una cantidad de

mujeres que nunca había utilizado el celular en el embarazo

suficiente como para poder compararlas con las que habían usado

el teléfono.

Los hijos de esas mujeres que nunca habían utilizado el

celular en el embarazo tenían menos riesgo de sufrir problemas

conductuales y emocionales que los niños de las usuarias del

celular, según publica el equipo en Environment International.

La doctora Robin Hansen, pediatra y profesora de la

University of California en Davis, consideró que el estudio

genera más interrogantes a investigar que respuestas.

FUENTE: Environment International, online 7 de abril del

2017