Las elecciones en Baja Sajonia privarían a Merkel de impulso para negociar coalición

Por Michelle Martin
En la ima¡gen, Merkel ofrece un discurso en Stade, Alemania, el 13 de octubre de 2017. REUTERS/Fabian Bimmer

Por Michelle Martin

BERLÍN (Reuters) - El estado federado alemán de Baja Sajonia votaba el domingo en unas elecciones que probablemente den a los socialdemócratas del SPD una victoria por poco margen y nieguen a los conservadores de la canciller Angela Merkel un impulso para las conversaciones para formar el gobierno federal.

Disgustados con la política liberal de inmigración de Merkel, los alemanes abandonaron a su partido en masa en las elecciones nacionales de septiembre. Tras registrar el peor resultado de los conservadores desde 1949, ahora Merkel debe tratar de forjar una difícil alianza entre los liberal demócratas del FDP, a favor de los negocios, y el grupo ecologista de los Verdes.

Estos partidos comenzarán esta semana conversaciones que podrían extenderse hasta 2018 y que podrían suponer un matrimonio de conveniencia no probado nunca a nivel federal.

El último sondeo de opinión daba al SPD el 34,5 por ciento en el estado de Baja Sajonia, 1,5 puntos de ventaja sobre los democristianos de Merkel (CDU) que tenían 12 puntos de ventaja al inicio de la campaña, en agosto.

Los sondeos a pie de urna del rico estado agricultor, con alrededor de seis millones de votantes, se esperan para las 1600 GMT. A las 1030 GMT alrededor del 27 por ciento de los votantes había depositado su sufragio, tras una campaña que se centró en asuntos regionales, como la educación.

Simon Fink, politólogo de la Universidad de Goettingen, dijo que nadie se atreve a iniciar conversaciones de coalición en Berlin antes de las elecciones de Baja Sajonia, que es ligeramente más grande que Holanda y alberga a grandes compañías como al fabricante de coches Volkswagen.

"Todo el mundo tenía miedo de hacer algo a nivel nacional o comprometerse con algo y luego ver a sus compañeros de Baja Sajonia sufriéndolo", dijo.


"JAMAICA" EN EL HORIZONTE

El revés para Merkel en septiembre, junto con la insistencia del SPD en quedarse en la oposición, dejó a la dirigente sin opciones viables excepto una coalición "Jamaica", denominada así porque los colores de los tres partidos implicados se corresponden con el negro, amarillo y verde de la bandera de Jamaica.

Los posibles socios necesitarán superar amplias diferencias en asuntos que van desde la inmigración hasta la reforma de la Unión Europea, los impuestos o la protección medioambiental.

Cem Ozdemir, colíder de los Verdes, dijo que los tres partidos no se habían buscado entre ellos pero que ahora tenían la responsabilidad formar una coalición que lleve el sello distintivo de sus identidades conservadora, liberal y de centro izquierda.

"Si la coalición resulta, no debe ser una coalición bajo un mínimo común denominador. Eso no funcionará", dijo al diario Welt am Sonntag, añadiendo que el trío necesitaría una "narrativa compartida".

Un acuerdo entre la CDU de Merkel y su partido hermano en Baviera, el CSU, para limitar el número de inmigrantes probablemente sea algo difícil de aceptar para los Verdes.

Merkel ha reconocido las dificultades que hay por delante pero ha dicho que "combinaciones inusuales pueden dar la oportunidad de encontrar algunas soluciones a cosas que parecían irresolubles hasta ahora".