Las bodegas en Morelos donde el gobierno retiene la ayuda para las víctimas del sismo

POR JESUS GARCIA-. Morelos fue el epicentro del sismo de 7.1 grados que afectó a varios estados de México, pero la entidad ahora es afectada por sus propias autoridades, según la acusación de vecinos y activistas.

(AP Photo/Rebecca Blackwell)

Videos compartidos en redes sociales y a través de WhatsApp muestran cómo el DIF estatal descarga ayuda enviada por civiles y otras instituciones, como los centros de acopio de la Universidad Nacional (UNAM), para colocar todo en bodegas del gobierno estatal.

De entrada pareciera que las autoridades sólo están “guardando” las cosas para protegerlas, pero no, quienes transportan los víveres y ropa tienen órdenes de entregarlas a comunidades afectadas, como Jojutla, donde hay decenas de viviendas colapsadas y personas sin accesos a servicios y productos. La autoridad no está dejando.

Elena Cepeda de León es la presidenta del DIF estatal, su esposo es el gobernador Graco Ramírez, ambos del PRD, y por órdenes de ella, denuncia la población, es que la ayuda está siendo cooptada.

Foto tomada de la cuenta oficial de Twitter de Elena Cepeda León.

Con base en videos en las redes sociales, el diario Reforma, por ejemplo, documentó también la práctica que fue denunciada desde el jueves en la tarde.

Así lo muestra este video del grupo de brigadistas “Apoyo Morelos”, que desde varias entidades como Michoacán y la Ciudad de México están enviado ayuda a las comunidades afectadas por el temblor, confirmó Alejandro, una fuente de esa red que conversó con Yahoo Noticias.

Un par de camionetas de ese grupo lograron llegar a Jojutla, donde los responsables, como se puede ver en imágenes que aquí compartimos, entregaron la ayuda directamente a los pobladores.

“Esas camionetas se fueron para allá, nos cargaron los víveres en un centro de acopio de la Condesa (Ciudad de México)… ahorita ya no dejan pasar”, contó Alejandro, quien prefirió omitir sus apellidos por asuntos de seguridad.

En uno de los videos, los voluntarios que operan tráileres cuentan que viajaron desde Michoacán.

“Nos encontramos en Cuernavaca, Morelos, llegamos de Michoacán, llegamos a entregar, esa era la idea, nos ofrecimos a entregar la ayuda que las personas de Michoacán mandaron para aquí Morelos, pero al momento de llegar, nos enviaron a una oficina… Les explicamos que queríamos entregar directamente a las comunidades afectadas que ya teníamos ubicadas”, narra uno de los operadores.

Agrega que personal de la Sagarpa, dependencia del gobierno federal, les indicaron que que ellos no estaban controlando esa ayuda, sino el DIF estatal.

“La esposa del gobernador (Elena Zepeda) nos dijo que no, que teníamos que meter todo lo que trajimos a unas bodegas, nosotros nos opusimos a que se hiciera la entrega en la bodega… están repletas… nos mandaron de una bodega que ya estaba llena”, agrega.

En la entidad hay más de 10.000 viviendas afectadas, muchas de ellas en las comunidades más pobres, como el propio gobernador lo reconoce.

Hasta ahora la suma de muertos es de 97 sólo en Morelos, pero todavía no se mueven todos los escombros, por lo que la cifra podría aumentar.

“No queríamos llegar a una oficina pública, sino llegar con las personas… no se puede, nos mandaron escoltados para que hiciéramos la entrega en las bodegas, aquí ya está uno de los camiones, uno ya se metió, estamos esperando que se desguarden las cosas… y no nos parece justo”, continúa la narración.

Cepeda respondió en su cuenta oficial en Twitter que, con apoyo de voluntarios, se está clasificando todo lo que se recibe, pero no explica por qué no dejan que los camiones lleguen a las comunidades ni por qué retiran las etiquetas que indican qué instituciones, como la UNAM, están enviando ayuda.

“Está siendo efectivo (el acopio de ayuda), estamos llegando a todas las comunidades con el apoyo de voluntarios”, escribió y también compartió imágenes de bodegas donde se clasifican los productos, pero no donde la gente esté recibiendo las ayudas enviadas desde varios puntos del país.