Larroque ejerce de punta de lanza camporista contra Guzmán, mientras resguarda a Zabaleta

·3  min de lectura

Pegó por triplicado y frenó. Lo hizo con un objetivo en la mira y con la meta de no desenfocarse. Andrés Larroque, ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense y secretario general de La Cámpora, tiene entre ceja y ceja a Martín Guzmán y su política económica. Lo atacó el lunes, el martes y también el miércoles. En ese embate contra el funcionario albertista, queda a salvo Juan Zabaleta, su par nacional y también leal al presidente Alberto Fernández. Aunque no hay fuentes que confirmen el auspicio de Máximo Kirchner, es poco probable que la movida se produzca sin su aval. Sí descartan que el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, sea promotor de la ofensiva de su funcionario, al que en despachos platenses le atribuyen la decisión a título personal.

La bronca de Larroque con Guzmán no es nueva. Distintas fuentes consultadas por LA NACION consideran que la última presión del dirigente camporista sobre el ministro de Economía es una continuidad del descontento que estalló por el acuerdo que se anudó con el Fondo Monetario Internacional (FMI) .

“La verdadera política social se hace en el Ministerio de Economía”, reprochó Larroque el lunes, en Florencio Varela, acompañado por Kicillof, Kirchner y Zabaleta, entre otros. El martes redobló la jugada y dijo que “a Guzmán no lo votó nadie” . El miércoles cerró su raid con el mismo enemigo marcado: “No puede pasar que el jefe de la coalición sea el ministro de Economía. Es bastante extraño. La coalición no puede ser rehén de alguien que, objetivamente, no tiene representatividad”, advirtió.

Si bien el habitual hermetismo del kirchnerismo duro se impone al consultar por el rol de Máximo Kirchner en el avance de Larroque contra el jefe del Palacio de Hacienda, es poco probable que esté ajeno . “Piensan mucho la política juntos”, describe una fuente kirchnerista. “Supongo que no lo hace porque se le ocurrió a él”, arriesga un portavoz albertista.

Kicillof no impulsó a su ministro a apuntar contra Guzmán. “Son posturas personales, responden a su pensamiento”, asegura una fuente de trato cotidiano con el gobernador . Desde otro sector del Frente de Todos, advierten: “Kicillof tiene otra terminal, que es Cristina. Pero, sin decir nada, sale en la foto con [el subsecretario de Energía, Federico] Basualdo ”. Se trata del funcionario de La Cámpora enfrentado a Guzmán, al que el ministro intentó desplazar del cargo, sin éxito, hace un año. El gobernador se mostró con él en el distrito de 25 de Mayo, el jueves, para reactivar una planta transformadora.

Según pudo saber LA NACION, la relación entre Larroque y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, pasa por un buen momento. Los referentes de La Cámpora tuvieron cortocircuitos. En el acto de Florencio Varela estuvieron hombres identificados con De Pedro, como Santiago Révora (subsecretario de Asuntos Municipales bonaerense y primo del ministro del Interior) y Pablo Giles (subsecretario de Relaciones Municipales de la cartera que conduce De Pedro).

Territorial y de línea rigurosa en la mirada económica kirchnerista, a Larroque lo exaspera la “ortodoxia” de Guzmán y su objetivo es particularmente el ministro de Economía. Ese descontento no se traslada a Zabaleta , con quien compartió el acto en Florencio Varela que inició la andanada de críticas del ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense. “Ellos están bien, Juanchi nunca aparece en la mira”, explican en el kirchnerismo duro. “El Cuervo dice en todos lados que no es con Juanchi”, plantea una fuente que camina la Casa Rosada.

El financiamiento del plan Mesa Bonaerense, que Kicillof y Larroque presentaron en Florencio Varela, es del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación . En la trastienda de ese acto, el clima con Zabaleta fue bueno, según pudo reconstruir este diario.

Larroque tampoco enfoca la mira sobre otros apuntados por el kirchnerismo, como Los ministros Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) y Claudio Moroni (Trabajo) con la misma vehemencia que lo hace con Guzmán. “Por qué eligieron a Larroque, no lo sé, pero con esto quieren hacer reaccionar al Presidente y quieren la cabeza de Guzmán”, resaltan desde el albertismo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.