Se larga la carrera de las figuras de Juntos por el Cambio por 2023: quiénes salen fortalecidos y se anotan en la pelea

·5  min de lectura
María Euguenia Vidal, Horacio Rodriguez Larreta y Mauricio Macri en el búnker de Juntos por el Cambio en Costa Salguero
Fabián Marelli

El contundente triunfo opositor en las elecciones legislativas que se celebraron ayer en todo el país tiene un fuerte valor simbólico para Juntos por el Cambio. A dos años de la derrota de Mauricio Macri y en pleno proceso de reconfiguración de liderazgos, la principal coalición opositora logró mantener la unidad en el llano y doblegó al Frente de Todos en las urnas. Desde hoy, la principal amenaza para la cohesión interna del espacio será la pelea entre sus figuras por la candidatura presidencial de 2023.

Con una disputa abierta entre las distintas tribus de la fuerza por la ausencia de un conductor indiscutido, Juntos por el Cambio enfrenta el desafío de unificar una postura frente a la convocatoria al diálogo del Gobierno y de empezar articular un relato de proyecto de país para mostrarse como alternativa dentro de dos años.

Mapa electoral: los resultados en todo el país

Con el éxito de su experimento político, sus apuestas por María Eugenia Vidal en la ciudad de Buenos Aires y Diego Santilli en la provincia salieron airosas del test definitivo, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, avanzó un casillero en la construcción de su proyecto presidencial y sale fortalecido de su debut como estratega, pero no dio un paso definitivo. Así lo entiende el alcalde porteño, quien desde este lunes volverá a mostrarse en el papel que le sienta más cómodo: el administrador de la ciudad. Es “cauto” por el alto nivel de internismo que atraviesa a Juntos por el Cambio, pero sobre todo por el contexto social y la crisis. “No hay apuro por el 2023. Mañana [por hoy] a tapar baches”, repiten hasta el cansancio en su entorno.

María Euguenia Vidal, Horacio Rodriguez Larreta y Mauricio Macri en el búnker de Juntos por el Cambio en Costa Salguero
Fabián Marelli


María Euguenia Vidal, Horacio Rodriguez Larreta y Mauricio Macri en el búnker de Juntos por el Cambio en Costa Salguero (Fabián Marelli/)

Es que Larreta tendrá desde ahora varios retadores internos en su carrera hacia la Casa Rosada. Desde Patricia Bullrich, titular de Pro, hasta los radicales Facundo Manes, Alfredo Cornejo y el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, desafían el liderazgo de Larreta y sueñan con pelear por la candidatura presidencial. Tras el veredicto en las urnas, Mauricio Macri se siente reivindicado y considera que recuperó parte de la centralidad, pero sus laderos anticipan que el expresidente seguirá apostando por la unidad y evitará precipitar un lanzamiento presidencial. Si bien en el larretismo dudan de que Macri tenga intenciones de volver a la Casa Rosada y lo imaginan en un rol de mentor, el fundador de Pro da señales de que se mantendrá al acecho. “Macri está exultante. Es un gran triunfo en todo el país y Patricia es la gran ganadora”, comentaron desde el círculo de confianza del expresidente.

Para alejar las chances de una fisura en el espacio, Larreta, quien sumó poder por el éxito del enroque de candidatos, destacó el valor de la unidad de Juntos por el Cambio cuando habló desde el escenario en el búnker opositor en Costa Salguero. “Hoy no es una noche de festejo. El país no está para eso, pero es una noche de esperanza”, dijo, escoltado por Vidal, Macri y Bullrich. Después de agradecerle “de corazón” a Macri por su respaldo y mencionar a sus aliados en el distrito, Larreta ensayó un discurso con tono de candidato presidencial. Llamó a “terminar con la grieta” y destacó que Juntos por el Cambio puso en “valor de la educación, de la gestión, de la política sin privilegios, de la seguridad”. “Tenemos que llevar estos valores a todo el país. Todos juntos”, enfatizó el jefe porteño. Sus armadores consideran que, sin desafiar a Macri, Larreta logró consolidarse. Pero reconocen que hoy comenzará otra pelea: “Esto es como en el boxeo: para ser campeón, hay que ganarles a todos”, analizó un larretista.

Amplio triunfo de María Eugenia Vidal en la Ciudad de Buenos Aires, pero no logró superar el 50%

Lanzada en la carrera por la sucesión de Alberto Fernández en 2023, Bullrich también salió fortalecida de las legislativas. Con su gira por el interior del país, logró nacionalizar la campaña y capitalizó el mayor logro de Juntos por el Cambio en las legislativas: arrebatarle al peronismo el control del Senado.

Pese a que declinó su candidatura porteña, una maniobra que desactivó una interna de Pro en su bastión, la exministra desafía a Larreta en la puja de poder por el liderazgo opositor: entiende que la elección de Vidal en la Capital fue regular y que el alcalde se vio empujado a salir a recorrer el país después de las PASO. Como Macri, ve con desconfianza cualquier convocatoria al diálogo con el Gobierno, sobre todo con Sergio Massa. “Con Massa no se habla, con Massa no se habla”, cantaron militantes del macrismo duros minutos antes de la medianoche en el cuartel opositor. También gritaron “Mauricio presidente”.

Sin calzarse el traje de candidata en 2021, Bullrich siente que le dio musculatura a su plan presidencial con su apuesta por los “cinco senadores”. Entiende que Larreta hizo una lectura equivocada del clima social a la hora de armar su oferta electoral y apostar por la moderación. A eso atribuye las dificultades que enfrentó Vidal en su regreso a la Capital.

Mapa. Quién ganó y quién perdió en cada partido de la provincia de Buenos Aires

Envalentonados con los resultados de la UCR a nivel nacional, los radicales también pisaron fuerte en el búnker de Costa Salguero. Sorprendió a los equipos de Larreta que Mario Negri, el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, y Alfredo Cornejo, titular del radicalismo, desfilaran por el sector destinado a la prensa antes de que hablaran Vidal y el jefe porteño. Morales se quedó en Jujuy, pero viajará este lunes para participar de la reunión de la mesa nacional de Juntos por el Cambio.

Tras revalidar el triunfo de las PASO en Jujuy, Morales ratificó que planea pelear por la presidencia en 2023. Manes también se anota en la lista y reforzará sus equipos desde ahora para ir por la Casa Rosada. “Hay que inspirar el país”, dicen los armadores del médico. En su cruzada por renovar al radicalismo, Lousteau, aliado de Larreta, recorrió decenas provincias para apuntalar a postulantes de la UCR -apostó a Rodrido de Loredo en Córdoba- y fortalecer el armado federal de su espacio, Evolución. Siente que cumplió con su objetivo de vigorizar al radicalismo para “mejorar” a Juntos por el Cambio y ampliar su base de sustentación.

Aliado de la coalición opositora desde 2015, Miguel Ángel Pichetto (Peronismo Republicano) también quiere ir por la presidencia dentro de dos años. En Juntos por el Cambio deberán definir el esquema y las reglas de competencia para evitar fisuras.

Diego Santilli y Facundo Manes en el búnker de Juntos por el Cambio
Santiago Hafford


Diego Santilli y Facundo Manes en el búnker de Juntos por el Cambio (Santiago Hafford/)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.