Lara Trump: ¿quién es la nuera del presidente que busca dar el salto a la política?

LA NACION
·2  min de lectura

WASHINGTON.- Lara Trump, nuera del presidente Donald Trump, planea postularse para el Senado en su estado natal de Carolina del Norte en 2022, informaron ayer medios estadounidenses.

La noticia, publicada en The New York Times y en el portal Politico surge cuando el presidente saliente aún se rehúsa a aceptar su derrota ante Joe Biden en las elecciones del 3 de noviembre.

Lara Trump, de 38 años y esposa de Eric, el hijo menor del multimillonario republicano con su primera esposa, Ivana, "dijo a sus cercanos que planeaba postularse para el Senado en 2022", publicó The New York Times, que citó a tres "aliados" que permanecieron en el anonimato.

El actual senador republicano Richard Burr ha anunciado que no se presentará a la reelección. La lista de candidatos republicanos para reemplazarlo promete ser larga, y Politico dice que el actual jefe de gabinete de Trump, Mark Meadows, el exgobernador Pat McGory y el gobernador saliente Dan Forest son posibles contendientes.

Carolina del Norte es un estado históricamente republicano y allí se impuso Donald Trump el 3 de noviembre, pero con un margen menor que en 2016. Cada vez se ve más como un posible estado clave, es decir, susceptible de cambiar de un campo al otro.

Quién es Lara Trump

Lara Trump es expersonal trainer y productora de televisión de Inside Edition, se casó con Eric Trump en la propiedad de la familia Mar-a-Lago en Plam Beach, Florida, en 2014 y trabajó como asesora principal en la campaña Trump 2020.

"Es muy carismática, entiende bien la política local y tiene un instinto natural para la política", dijo Mercedes Schlapp, una asesora de campaña de Trump que viajó por el país como sustituta junto a Lara Trump. "En Carolina del Norte, en particular, es un nombre familiar y la gente la conoce. Trabajó muy duro en la campaña y estuvo muy involucrada en muchas decisiones en todo momento ".

Eric y Lara Trump viven actualmente en Westchester, Nueva York, con sus dos hijos pequeños (su hija, Carolina, lleva el nombre del estado que Lara Trump está mirando ahora). No se sabe si el simple hecho de tener el respaldo de la familia le otergue ventajas en uno de los escaños más reñidos en la nación, donde los candidatos republicanos con experiencia en el estado ya se están alineando.

Pero Lara tiene a su favor el reconocimiento de nombre y la capacidad de recaudar grandes cantidades de efectivo online. "Sería formidable", dijo Kellyanne Conway, ex funcionaria de la Casa Blanca y directora de campaña de Trump en 2016. "Tiene la trifecta: puede recaudar dinero, crear conciencia sobre cuestiones clave y llamar la atención sobre su raza. A diferencia de muchos políticos típicos, ella se conecta con la gente".

Agencia AFP y con información de The New York Times