Lapid apela a actuar con "mano dura" ante la constante tensión en Cisjordania

·2  min de lectura

Jerusalén, 15 sep (EFE).- El primer ministro de Israel, Yair Lapid, visitó hoy Cisjordania ocupada en medio del actual repunte de tensión, tras la muerte ayer de un soldado israelí y en el marco de choques armados casi diarios por redadas israelíes, que esta mañana se saldaron con la muerte de otro joven palestino.

"Israel seguirá arrestando a terroristas y frustrando la actividad terrorista sobre terreno", declaró Lapid, durante una reunión en la sede del Servicio de Inteligencia Interior israelí (Shin Bet) en el norte de Cisjordania, donde apeló a seguir actuando con "mano dura" y "determinación", y a su vez a intentar mantener "la normalidad".

El jefe de Gobierno en funciones criticó también a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), con un autogobierno limitado en partes de Cisjordania, a la que el Gobierno israelí acusa de no tomar todas las medidas necesarias o estar perdiendo el control ante los grupos armados palestinos y los supuestos intentos de ataque contra Israel.

"Esperamos que la Autoridad Palestina asuma la responsabilidad y luche contra el terrorismo", aseveró Lapid, en unas declaraciones ya repetidas estos últimos días que han generado tensiones con el liderazgo palestino, que acusa a su vez a Israel de acrecentar el ciclo de violencia en Cisjordania con sus constantes operaciones.

Las fuerzas de seguridad israelíes aplican desde hace seis meses amplias redadas en el norte de Cisjordania, en los distritos de Yenín y Nablus, después de que en marzo y abril pasados se registraran seis ataques por parte de árabe-israelíes y palestinos que se saldaron con 18 muertos en Israel.

En lo que va de 2022, los incidentes violentos y las incursiones israelíes se han saldado ya con un centenar de muertos palestinos, según el recuento del Ministerio de Sanidad palestinos. Una veintena de ellos eran menores. Entre los fallecidos también hay también civiles desarmados, como la periodista Shireen Abu Akleh, que murió de un disparo en la cabeza durante una operación israelí en mayo.

Justo hoy, un joven palestino de 17 años pereció durante una redada del Ejército israelí en Yenín. Ayer por la mañana murieron también dos palestinos abatidos por disparos israelíes, después de que estos abrieran fuego contra tropas que fueron a detenerlos cerca de un puesto militar e hirieron a un oficial de alta graduación, que murió más tarde.

Israel señaló de nuevo a la autoridades palestinas por lo ocurrido ayer. Según asegura, uno de los dos palestinos que abrieron fuego contra el Ejército israelí era un oficial de inteligencia palestino, por lo que Lapid advirtió que esto suponía "una escalada" añadida en medio de las tensiones y otra evidencia del poco control de la ANP.

Como represalia por lo sucedido, Israel anunció ayer el cierre de dos cruces en el norte de Cisjordania y suspendió también la entrada a su territorio de los residentes palestinos del pueblo de Kfar Dan, de donde procedían los dos palestinos que mataron ayer al militar israelí.

(c) Agencia EFE