Lanzan una campaña que busca prevenir la migración irregular de nicaragüenses

Agencia EFE

Managua, 13 sep (EFE).- La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) presentaron este viernes una campaña denominada #YoCamino, que busca prevenir la migración irregular de la niñez y adolescencia de Nicaragua.

La campaña consiste en una estrategia de comunicación mediante la cual se brindará información sobre los procesos de migración regular, y los riesgos de la migración irregular con énfasis en los derechos de la niñez y adolescencia migrante, dijo en rueda de prensa la jefa de oficina de la OIM en Nicaragua, Paola Zepeda.

"La estrategia de comunicación #YoCamino, tiene por objetivo promover cambios de comportamientos en niñas, niños y adolescentes, mediante información verificada que les permita identificar los riesgos de la migración irregular y recomienden a otros jóvenes aprender sobre los procesos migratorios y la importancia de migrar de manera regular, ordenada y segura", explicó Zepeda.

La estrategia consta de tres componentes: social media y publicidad, movilización social, y formación y abogacía.

El representante de Unicef en Nicaragua, Ivan Yerovi, advirtió que "muchos de estos niños y niñas que migran corren un peligro real de sufrir abusos o de ser detenidos porque no tienen ninguna documentación, porque su estatus legal es incierto y, por lo tanto, no hay un seguimiento ni monitoreo sistemático sobre su bienestar".

"Son los niños que nadie detecta. Los obstáculos legales impiden a las niñas y niños migrantes recibir servicios en igualdad de condiciones, que los que son nativos de un país, entre ellos salud, educación y protección", observó.

Para Unicef y OIM "es de gran preocupación que la vida de niñas, niños y adolescentes sea expuesta si no se garantizan las formas seguras de realizar un viaje", continuó.

Por lo que, agregó, "a través de la comunicación para el desarrollo le estamos apostando no solo a informar a las familias, sino a que se produzca un cambio de social y de comportamientos que permita que cada vez más los padres y las madres asuman con mucha responsabilidad su rol protector".

La estrategia de comunicación se desarrolló a partir de un diagnóstico comunitario sobre conocimientos, actitudes y prácticas de la niñez y adolescencia frente a la migración irregular.

Se realizaron 800 encuestas a niños, niñas y adolescentes en Chinandega, Rivas, Managua y Río San Juan, departamentos con alto índice de flujos migratorios y ubicados en zonas fronterizas.

El diagnóstico mostró que el 60 % de los adolescentes desconoce la diferencia entre viajar de manera regular y hacerlo de forma irregular.

El 52,75 % expresó que su deseo de migrar es alto, ya que es la opción que les permitiría ayudar a mejorar las condiciones de vida de su familia, y un 56,38 % señaló que el factor determinante a la hora de tomar la decisión de migrar es la posibilidad de ganar más dinero y no los riegos que puedan enfrentar.

El diagnóstico también permitió identificar que existen muchos mitos alrededor de los procesos migratorios.

Eso influye en que la toma de decisión de migrar irregularmente no esté basada en información verificada, la cual evitaría que las personas salgan del país sin los documentos requeridos y las oportunidades reales en los países de destino, según la OMI y el Unicef.

(c) Agencia EFE